Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

En la historia de las Grandes Ligas muchos jugadores han impresionado con su bateo, pitcheo o defensiva desde el mismo momento en que debutaron a este nivel. Memorables actuaciones en su primer día de acción en Las Mayores como las de los lanzadores J.R. Richards en 1971 vs los Giants o la del dominicano Juan Marichal en 1960 vs los Phillies son inolvidables. También se destacaron en su debut bateadores de la talla de Aaron Judge (2016 vs Rays) o los legendarios inicialistas de los Giants Will Clark (1986 vs Astros) y Willie McCovey (1959 vs Phillies). Pero Cuba también cuenta con tres jugadores que debutaron por todo lo alto en MLB y hoy sus debuts están catalogados entre los mejores de todos los tiempos.

Te puede interesar: NÚMEROS HABLAN: Peloteros cubanos MÁS RÁPIDOS en MLB

Comenzamos con uno de los más grandes lanzadores cubanos de la historia, Luis Tiant. El 19 de julio de 1964, el diestro se subía por primera vez en su carrera al montículo vistiendo un uniforme de Grandes Ligas (Cleveland Indians). «El Tiante» enseñó todo el potencial que tenía ante nada más y nada menos que el equipo más emblemático de MLB, los Yankees. Lanzó el juego completo, sin permitirle libertades a los bombarderos del Bronx. En nueve entradas no permitió carreras, solo pudieron conectarle cuatro indiscutibles, otorgó cuatro bases por bolas y abanicó a once bateadores rivales. Todo esto ante una multitud de 30061 aficionados en el Yankee Stadium.

Lograr una blanqueada contra la poderosa artillería de los Yankees no era cosa de juego, los Mulos tenían en su lineup a jugadores de gran calibre como Tony Kubek, Clete Boyer, Tom Tresh y Roger Maris. Además, el éxito del cubano fue más trascendental aún, pues venció 3 x 0 a uno de los mejores pitchers de la liga, el estelar zurdo Whitey Ford, que en ese momento tenía marca de 12-2. Por cierto, otro cubano, Joe Azcue, fue el receptor de los Indians en ese encuentro, batería cubana 100%.

Te puede interesar: PARA GUARDAR: Cubanos con más Walk-Offs en MLB en Siglo 21

El campocorto de Kansas City Athletics (luego sería Oakland), Bert Campaneris, es otro de los cubanos que hizo historia en su debut en las Grandes Ligas. Sucedió el 23 de julio de 1964 jugando de visitante en el Metropolitan Stadium contra el conjunto de Minnesota Twins ante la presencia de 5321 aficionados. En su primer turno al bate (1er inning) conectó cuadrangular solitario por el jardín izquierdo ante los envíos del hoy miembro del Salón de la Fama, el zurdo Jim Kaat. Pero eso no fue todo, el la séptima entrada repitió la dosis ante Kaat y llevó la esférica más allá de los límites del terreno por la banda izquierda con un hombre en circulación.

«Campy» terminó el encuentro bateando de 4-3, con dos carreras anotadas, una base por bolas, una base robada y tres carreras remolcadas que fueron las únicas que produjo su equipo hasta que en el principio del noveno capítulo Doc Edwards disparó un cuadrangular que le dio la victoria en el choque a los Athletics 4 x 3. En el encuentro participaron por Kansas City los cubanos José Tartabull (salió a defender el LF) y el lanzador Diego Seguí (abrió el juego, sin decisión). Por Minnesota lo hicieron Tony Oliva en el RF (5-1, con una anotada) y el SS Zoilo Versalles (4-1, que fue un doble).

Te puede interesar: A JONRÓN LIMPIO: Palmeiro castigó al Duke SIN PIEDAD en MLB

El otro debut sensacional no pude ser otro que el de Yordan Álvarez. El bateador designado de los Houston Astros apareció por primer vez en Las Mayores el 9 de junio de 2019 enfrentando al equipo de Baltimore Orioles. Su actuación tampoco fue una sorpresa, más bien se esperaba un gran comienzo del cubano. Yordan era el líder en cuadrangulares de las Ligas Menores cuando fue llamado a jugar en MLB. Su primer incogible en las Grandes Ligas fue precisamente un jonrón.

En la parte baja de la cuarta entrada, Álvarez, que batea a la zurda, le despachó la pelota más allá de la cerca entre el jardín izquierdo y el central al lanzador Dylan Bundy con Yuli Gurriel en base. El tunero finalizó el juego bateando de 3-1, con una anotada, dos remolcadas producto del cuadrangular y una base por bolas. El otro jugador cubano de los Astros, Yuli Gurriel, también se fue de 3-1, con una carrera anotada, otra Impulsadas y sacrificio. El encuentro lo ganó Houston 4 x 0 frente a su público, 35621 espectadores se dieron cita en el Minute Maid Park y fueron testigos presenciales del debut de uno de los mejores bateadores de MLB en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba