EMPEZÓ FRÍO Víctor Víctor Mesa en Doble-A. Numeritos completos

Por Gian Franco Gil

Con 25 años y dos temporadas en las Ligas Menores de Estados Unidos comenzó Víctor Víctor Mesa la presente contienda, en la sucursal Pensacola Blue Wahoos, perteneciente a la clase Doble A de los Marlins de Miami.

También te puede interesar: LIMPIÓ LAS BASES: Adolis García respondió a la hora buena frente a Houston

Al jardinero cubano le restan pocas oportunidades para llegar a las Grandes Ligas de Béisbol (MLB por sus siglas en inglés) y este año será decisivo en sus aspiraciones de conseguir dicha meta. Para ello, deberá mejorar su rendimiento ofensivo, porque su guante es un “seguro de vida”.

En el inicio de este 2022, el bate del mayor de los hermanos Mesa comenzó más “frío” de lo habitual. En 43 visitas oficiales al cajón de bateo acumula solamente seis inatrapables, incluidos par de batazos de dos almohadillas. Por otra parte, pisó el plato en seis oportunidades y remolcó a un compañero hacia la registradora.

Después de 10 encuentros, sus frecuencias ofensivas quedaron en .146/.196/.186 (AVE/OBP/SLG). Los guarismos que exhibe denotan un descenso en su producción con el madero. Con los resultados de los dos años anteriores, el patrullero ostenta un promedio ofensivo de .235. Mientras, su promedio de embasado y slugging oscilan por los .287 y .288, respectivamente.

Te puede interesar: BATES CALIENTES: 8 peloteros cubanos en Top 25 de bateo en Ligas Menores 2022

Particularmente, su bateo de largo alcance también ha disminuido. En la temporada anterior –la mejor con respecto a ese apartado estadístico- consiguió un total de 18 extrabases, 13 dobles, un triple y cuatro jonrones, para un promedio de un batazo de más de un cojín cada cuatro partidos. En este 2022, en 10 desafíos exhibe dos biangulares, por lo que su bate luce débil ante los envíos de los lanzadores rivales.

A Víctor Víctor, de mantenerse saludable, le restan muchos partidos por jugar en este año. Todavía puede corregir su swing para tener mejores impactos y alcanzar un puesto en el primer equipo de la franquicia.

En un béisbol en el que se aplauden con más fuerzas a los jonroneros y grandes bateadores, parece imprescindible que el cubano mejore exponencialmente sus visitas al rectángulo ofensivo, para continuar su ascenso profesional.

Te puede interesar: ¿LLEGÓ LA HORA? Lorenzo Quintana inició ENCENDIDO con Jacksonville

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba