Por Migue Guerra

Así de notable era su talento deportivo como su carácter, resaltando por ser una persona clara y directa en su forma de pensar.

En 5315 turnos al bate en la mejor liga de béisbol del mundo, Escobar conectó 1501 hits, entre estas conexiones resaltaron 90 jonrones, además impulsó 519 carreras y anotó 689, mantuvo línea ofensiva .282/.350/.386 (AVG/OBP/SLG).

El desempeño de Yunel Escobar fue evidente y estuvo plasmado en muchos videos e imágenes de los juegos en los que participaba, sin embargo, hay algo que es difícil de capturar y son las experiencias de vida, especialmente cuando son contadas desde un punto personal. 

En Swing Completo tuvimos la dicha de capturar en uno de nuestros shows nocturnos, el espacio de tiempo en el que Yunel nos contó detalles de su debut en las grandes ligas y su opinión personal respecto a lo que representa jugar en la gran carpa por varios años.

«Me monto en el avión y llego a Chicago, recuerdo que llego en la mañana y el juego era a las 12 del día, yo no comía ni nada, el nervio no me dejaba comer. Cuando llego me dicen que estaba en el lineup y era el segundo bate, que saliera que me quedaban 15 minutos nada más y ya iba a empezar el juego».

«Empiezo ahí a ver como es el estadio y veo eso reventado en gente porque no es lo mismo jugar clase A, doble A o triple A que jugar grandes ligas, es tu primer turno, tu momento, todo».

«Pero antes de salir Bobby Cox me llama con un traductor y me dice: “tú vienes aquí por siete días nada más porque vas a reemplazar a Chipper Jones que está con una lesión en la rodilla, automáticamente cuando él regrese tú vas a triple A de nuevo”».

«Cuando empecé mi primer juego bateo de cuatro dos, empujo dos carreras, fue buenísimo. Recuerdo que no tenía una sola llamada en el teléfono, pero cuando se acabó el juego habían más de 500 llamadas, yo nunca había recibido una llamada por teléfono».

«Al otro día me meto tres ponches, luego llegamos a Atlanta y bateo de cuatro cuatro, después de cuatro tres, después de cuatro cuatro de nuevo y Bobby Cox me dice: “¿tú sabes jugar segunda base?”».

«Yo respondí: “compadre yo juego hasta cátcher, yo juego cualquier cosa, yo lo que no me quiero es ir de aquí”. Él me dijo: “bueno ya Chipper Jones va a llegar y vas a jugar segunda base”».

«Hasta el sol de hoy jamás en la vida he vuelto a pisar las menores, cuando único pisé las menores fue en una rehabilitación porque estaba lesionado y tenía que ir a jugar un día para coger un “time”, pero yo me metí toda mi carrera jugando en las grandes ligas, nunca bajé a las menores».

«Grandes ligas no es: “Yo soy grandes ligas”, sino: “¿Cuántos días tú estuviste en las grandes ligas?”. Porque 20 días no es un año, cuando tengas 162 días es un año, eso es grandes ligas».

«Hay mucha gente que dice que tiene siete años en las grandes ligas, no, tienen cuatro años y 20 días, ¿me entiendes?».

«Porque hay una cosa que se llama “service time”, eso es lo que se tiene que mostrar cuando se hable de años, yo jugué diez años y 121 días, eso es grandes ligas, no los peloteros que juegan hoy un año, 20 días o cuatro días».

Nos encantaría conocer su opinión sobre las palabras de Yunel Escobar, puedes escribir en la caja de comentarios.

13 comentarios en “«Juegan 20 días y se creen Grandes Ligas», CALENTÓ pelotero cubano”

  1. Un sistema de bateo muy particular y muy efectivo, demostrado en el mejor béisbol del mundo …solo palabras de elogió para un hombre que dejó su huella en el béisbol. Mucha admiración por ser cubano y de marianao …mi tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba