Por José Alejandro Rodríguez Zas

Fechas, sedes y grupos clasificatorios, entre otros detalles, quedaron establecidos ya para el evento más importante y de mejor calidad a nivel de selecciones en el beisbol mundial, cuando restan apenas ocho meses para la voz de Play Ball.

Según considera MLB, el extraclase toleteo cubano Frederich Cepeda (bateador designado) es el mejor pelotero que ha jugado el Clásico Mundial, en cuanto a rendimiento y estadísticas se refiere, superando a una larga lista de estrellas del beisbol mundial, quizás incluso con mayor calidad que el antillano, pero cuyos números han quedado por debajo de los exhibidos por el espirituano.

Cepeda lidera varios departamentos ofensivos en la historia del evento y tuvo un desempeño extraordinario en las tres primeras versiones del certamen, disminuyendo un tanto en el IV Clásico Mundial. Es uno de los pocos jugadores que ha participado en los cuatro eventos y es muy posible que juegue la edición del 2023, si es convocado al Equipo Cuba, como se espera, pues fue el líder de los bateadores de la Serie 61.

Junto al lanzador derecho japonés Daisuke Mastuzaka, el cubano es considerado por MLB como uno de los líderes de este Equipo Todos Estrellas Ideal, llenando de orgullo al beisbol cubano.

Por su parte, el otro integrante de la selección es el jardinero granmense Alfredo Despaigne, quien lidera a los jonrones en la historia de los Clásicos Mundiales con un total de siete, mostrando un average ofensivo que sobrepasa los .400 combinando solo las versiones de 2013 y 2017.

Receptor: Iván Rodríguez (Puerto Rico). 12 juegos jugados (JJ), .366 (41-15) de promedio ofensivo (AVE), tres jonrones (HR), siete empujadas (CI), seis boletos (BB) y nueve anotadas (CA).

«Pudge» (2009) y Yadier Molina (2013 y 2017), se han combinado para defender la receptoría de los boricuas en tres ediciones del certamen. Rodríguez tuvo un rendimiento increíble en el II Clásico Mundial con .500 de AVE, .950 de slugging (SLG) y cinco extrabases (XBH), integrando el Todos Estrellas del torneo.

Primera base: Miguel Cabrera (Venezuela). 23 JJ, .250 (84-21) AVE, 6 HR, 15 CI, 11 BB, 13 CA.

Cabrera jugó el I Clásico Mundial (2006) con apenas 23 años, ya convertido en una joven estrella de Grandes Ligas con los Marlins y en los dos primeros juegos en dicho certamen bateó de 7-4 (2 HR). En 2009, contribuyó sobremanera el tercer lugar obtenido por Venezuela. Sus 6 HR lo colocan igualado con la segunda mejor marca total en la historia del evento, cifra que podría aumentar en 2023.

Segunda base: Robinson Canó (República Dominicana). 17 JJ, .369 (65-24) AVE, 3 HR, 9 CI, 11 BB, 12 CA.

Canó fue pieza clave en el campeonato logrado por los quisqueyanos en el año 2013, liderando la mayoría de los renglones ofensivos del elenco en dicha versión del certamen y llevándose la dis5tinción de Jugador Más Valioso (MVP).

Campocorto: Jimmy Rollins (Estados Unidos). 14 JJ, .365 (52-19) AVE, 1 HR, 4 CI, 5 BB, 8 CA.

Rollins contribuyó sobremanera al podio alcanzado por los estadounidenses en el II Clásico Mundial (2009), bateando para un altísimo .417 de promedio ofensivo, meses después de de ganar la Serie Mundial de 2008 con los Philadelphia Phillies.

Tercera base: Jorge Cantú (México). 15 JJ, .317 (63-20) AVE, 4 HR, 17 CI, 2 BB, 7 CA.

Según la publicación de MLB.com, la antesala fue la posición más dificil de decidir al mejor jugador, con fuertes candidatos como Adrián Beltré (República Dominicana), Carlos Correa (Puerto Rico), Yuli Gurriel (Cuba) y David Wright (Estados Unidos). No obstante, la distinción se la llevó el mexicano pues sus estadísticas son superiores al resto, de forma general, además de que su rendimiento en 2009 fue excelente, con promedio ofensivo de .360, incluyendo dos jonrones y cinco dobles como extrabases, además de seis carreras impulsadas, ayudando a México a avanzar a la segunda ronda.

Jardinero izquierdo: Alfredo Despaigne (Cuba). 17 JJ, .370 (54-20) AVE, 7 HR, 16 CI, 8 BB, 12 CA.

El jardinero granmense es el líder en jonrones conectados en la historia de los Clásicos Mundiales con un total de siete, sumando sus tres presentaciones en la lid. Además, aunque en 2009 no estuvo del todo bien a la ofensiva, si se combinan las ediciones de 2013 y 2017 solamente, Despaigne tendría un astronómico average de .432 (37-16), con seis vuelacercas y 14 empujadas en 12 juegos disputados.

Jardinero central: Carlos Beltrán (Puerto Rico). 28 JJ, .316 (95-30) AVE, 3 HR, 14 CI, 19 BB, 17 CA.

El boricua tiene el récord de más juegos jugados en la historia de los Clásicos Mundiales con un total de 28, además de participar en todas las versiones del mismo, primero como jardinero central regular de su equipo durante todos los partidos disputados en las dos primeras versiones y más tarde como designado. En 2017, integró el Todos Estrellas del torneo con un average de .435 (23-10) y cinco remolques en siete partidos disputados.

Jardinero derecho: Ichiro Suzuki (Japón). 17 JJ, .312 (77-24) AVE, 1 HR, 10 CI, 4 BB, 14 CA, 5 bases robadas (BR)

La estrella del beisbol japonés y de las Grandes Ligas solo jugó en dos versiones de los Clásicos Mundiales, 2006 y 2009, pero ayudó en ambos casos a Japón a alzar el título de la lid. Los números de Ichiro son impresionantes y aún se mantiene entre los líderes de todos los tiempos en hits, anotadas y robos de base, siendo recordado por el hit de oro que conectó en el décimo inning de la final de 2009, que trajo las dos carreras de la victoria para su equipo.

*Aquí la nota de MLB hace mención especial al holandés Wladimir Balentien (14 JJ, .469 (49-23) AVE, 4 HR, 17 CI, 1.332 OPS), pero el papel de Ichiro en los triunfos de Japón le da el beneficio de la selección al asiático.

Bateador designado: Frederich Cepeda (Cuba). 25 JJ, .381 (84-32) AVE, 6 HR, 23 CI, 22 BB, 19 CA

El espirituano ha jugado las cuatro ediciones del Clásico Mundial, siendo líder histórico en los departamentos ofensivos de hits, impulsadas y anotadas, además de encontrarse igualado en el segundo lugar de los cuadrangulares. Su línea ofensiva se complementa con un .509 de SLG y .714 de OPS.

Lanzador Abridor: Daisuke Matsuzaka (Japón). 6 Juegos Lanzados (JL), 6 Juegos Iniciados (JI), 6-0 (Victorias y Derrotas, V y D), 1.95 promedio de limpias (PCL), 23 ponches (K), 27.2 entradas lanzadas (EL).

El derecho nipón tuvo un rendimiento casi perfecto a su paso por los Clásicos Mundiales, ganando dos veces el premio MVP del certamen, durante los títulos de Japón en 2006 y 2009. Matsuzaka ganó el juego final ante Cuba en el I Clásico, así como la semifinal frente a Estados Unidos en el II Clásico, por lo que supera a otras estrellas del box con muy buenos rendimientos como Marcus Stroman (Estados Unidos, MVP de 2017), Hisashi Iwakuma (Japón), Jun Bong (Korea), Félix Hernández (Venezuela) y Nelson Figueroa (Puerto Rico), entre otros.

Lanzador Relevista: Fernando Rodney (República Dominicana). 15 JL, 15 Juegos Relevados (JR), 8 Juegos Salvados (SV), 0.59 PCL, 19 K, 15.1 EL.

El dominicano solo ha permitido una carrera y cinco hits en 15 juegos lanzados en los Clásicos Mundiales, por lo que su dominio ha sido aplastante frente a los bateadores rivales. Fue parte del Todos Estrellas de 2013, luego de salvar siete juegos en igual número de oportunidades, con apenas un imparable soportado en 7.1 EL, sin carreras, para contribuir al título de Dominicana en el evento.

6 comentarios en “DREAM TEAM histórico de Clásicos Mundiales: MLB SELECCIONÓ dos cubanos”

  1. Si Cepeda está en el Dream Team históricos de los Clásicos Mundiales, quizás como el de más resultados de todos los jugadores es porque tiene calidad para jugar en el mejor béisbol del mundo, en los clásicos participan estrellas de máxima calidad mundial.
    Lástima que el equipo Cuba esté en desventaja y no pueda usar a sus mejores jugadores, no me basta con tener dos jugadores en el Dream Team cuando pudiéramos estar mayoriando y discutiendo las primeras posiciones si tuviéramos a los mejores de cada posición estén donde estén sea por emigración económica como política, esos asuntos no son importantes para formar el resto de las selecciones nacionales.

  2. Cepeda hubiese asesinado las grandes ligas pero por mucho ,el q lo dude sencillamente no ve grandes ligas
    Cepeda lo demostró en los clásicos y dejemos las justificaciones q se acaba el clásico y prácticamente comienzan las grandes ligas ,para aquellos q dudan de sus números
    Si Gurriel ha sido champion bat ,Cepeda lo hubiese sido también pero con más poder y mucha disciplina en el cajón de bateo

    1. No hubiera durado mucho , recuerda que en Japón no pudo mantenerse con el 1er equipo.
      De jugar , creo que calidad tuvo para jugar. Pero Cepeda no es Yuli, ni Abreu.

  3. Para nadie es un secreto que Cepeda ha sido un excelente bateador dentro y fuera de Cuba. Tiene méritos suficientes como para estar en ese equipo todos estrellas. Lástima otros que tienen más fama y han rendido lo mismo. Felicidades Fréderich Cepeda,eres ejemplo de sacrificio y calidad te sobra, hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba