DE LUJO: All-Stars HISTÓRICO de Mets en MLB

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

SNY, que lleva toda la cobertura de los Mets de Nueva York, los Jets de Nueva York y todos los deportes de la ciudad de los rascacielos, confeccionó un equipo de todos los tiempos de los Mets, integrado por 26 jugadores. La franquicia fue creada hace 60 años (1962) y no son pocos los que se han destacado vistiendo su uniforme.

Para hacer este equipo tuvieron en cuenta varios requisitos, entre ellos: el jugador elegido debió pasar una parte sólida de su carrera en Queens y haber vivido parte de su apogeo durante ese tiempo. Por lo que grandes lanzadores como Pedro Martínez o Nolan Ryan no estarán en la rotación de abridores (Max Scherzer aún no puede ser incluido), y Willie Mays tampoco contará en la pradera central, así dejaron saber los autores de dicha publicación.

Te puede interesar: DESASTRE ABSOLUTO: Reuniones MLB-MLBPA volvieron a dejar pésimo resultado

En la receptoría el elegido fue el toletero Mike Piazza, no podía ser otro, aunque también mencionan la parte sentimental con relación a otro inmortal, Gary Carter, que contribuyó a ganar la Serie Mundial en 1986. Piazza en sus 8 temporadas con los Mets disputó 972 encuentros, en los que logró .296 de promedio de bateo, .373 OBP, .542 SLG y disparó 220 cuadrangulares. En la inicial era de esperar el nombre de Keith Hernández, posiblemente el mejor primera base defensivo en la historia de Las Mayores. Fue el capitán y alma del conjunto a mediados de los 80’s. Se menciona a John Olerud y Carlos Delgado e incluso que Pete Alonso podría optar por ser elegido en un futuro, pero se inclinaron por Keith, que al igual que Piazza (#31) también tendrá su número 17 retirado en la franquicia.

El venezolano Edgardo Alfonzo fue escogido como mejor segunda base. Junto al cubano Rey Ordóñez formó una combinación espectacular alrededor del segundo cojín. Un infield de los Mets que también contaba con Olerud y Robin Ventura. En 2000, Alfonzo tuvo línea de .324/.425/.542, con 25 jonrones y 40 dobles, guiando a los Mets a la Serie Mundial (perdieron vs Yankees). A partir de 2002 las lesiones afectaron su rendimiento, pero ya había dejado sus huellas en la organización. En el campocorto el dominicano José Reyes se llevó los votos, de 2005 a 2011 fue uno de los mejores en toda la MLB en su posición. Con méritos propios Reyes fue el seleccionado, poseía una velocidad endemoniada que lo convirtió en un gran robador de bases y con unas habilidades defensivas envidiables. Podía batear para un alto promedio, conectar muchos extrabases (dobles y triples, no tantos HR). Se hace referencia también a lo que pueda lograr el boricua Francisco Lindor con el equipo en las próximas temporadas.

En la antesala el nombre de David Wright es permanente, el capitán y símbolo de los Mets durante 14 campañas lidera varios departamentos ofensivos en la historia de la franquicia. Wright en ese lapso bateó .296/.376/.491, con 242 jonrones, 390 dobles y 970 carreras impulsadas. A pesar de las lesiones (estenosis espinal crónica) tuvo una formidable carrera. En cualquier momento su número 5 deberá ser retirado del equipo de los Mets.

Te puede interesar: LISTADO: Verdaderos jonroneros de la pelota cubana

En los jardines seleccionaron a Cleon Jones en el izquierdo, Carlos Beltrán en el central y el espigado slugger Darry Strawberry en el jardín derecho. Jones formó parte de los Mira le Mets de 1969. Jugó 12 temporadas para los de Queens, compilando .281 de promedio de bateo, .OBP de .340 y SLG de .406. Los aficionados de los Mets lo recuerdan por haber capturado el último out de aquella Serie Mundial de 1969, justo antes de que los fanáticos entrarán al campo a celebrar la victoria. El boricua Carlos Beltrán es un futuro inmortal de Cooperstown y uno de los grandes jardineros centrales de las últimas décadas. De 2005 a 2011 con los Mets su mejor campaña fue en 2006, cuando su slugging rozó los .600 y conectó 41 jonrones. Es considerado además como uno de los mejores bateadores ambidiestros de la historia en MLB. Strawberry fue sensacional desde su comienzo con el uniforme de los Mets. De sus 8 años con la franquicia fue 7 veces All-Star y ganador del premio Novato del Año de la Liga Nacional. Los 252 jonrones conectó para el club son muestra del gran poder que poseía.

El primero de los cinco abridores elegidos fue el legendario Tom Seaver, el lanzador franquicia fue uno de los mejores serpentineros de todos los tiempos en las Grandes Ligas. Ganador de tres premios Cy Young con los Mets (1969, 1973 y 1975) y factor imprescindible en el título alcanzado por el equipo neoyorquino en 1969. Durante 12 campañas con los Mets, Seaver tuvo efectividad de 2.57, WHIP de 1.08 y abanicó a 2541 rivales en 3045.2 entradas. El número 2 es Jacob deGrom, uno de los mejores exponentes del montículo en los últimos años. Comenzó trabajando en el bullpen y se convirtió en un gran abridor, ganando dos premios Cy Young consecutivos (2018 y 2019), algo nunca alcanzado por un lanzador de los Mets. Ya lleva ocho temporadas con New York y sus números son impresionantes: efectividad de 2.50, WHIP de 1.02 y 1505 ponches en 1261.2 entradas. deGrom se perfila como un futuro miembro del Salón de la Fama.

El tercer abridor de este equipo según SNY es Dwight Gooden. El «K Korner» o simplemente «Doc», registró dos de las más espectaculares campañas para un lanzador abridor (1984 y 1985). En 1985 con solo 20 años de edad ganó el premio Cy Young con una asombrosa efectividad de1.53, 0.96 WHIP y 268 ponches en 276.2 entradas. Tanto él como Strawberry dejaron dudas sobre lo que pudo ser sus carreras de no haber abusado de sustancias. El zurdo Jerry Koosman es el cuarto seleccionado, en 12 temporadas con el conjunto de los Mets tuvo un promedio de carreras limpias de 3.09 y un WHIP de 1.22. Se le recuerda por haber lanzado completo el Juego 5 de la Serie Mundial de 1969 cuando los Mets ganaron su primer título. El pasado año, los Mets retiraron oficialmente su número 36.

Sid Fernández fue la apuesta número 5 entre los abridores. Uno de los lanzadores menospreciados de su época, pero con resultados suficientes para ser considerado un buen serpentinero. Aquí dejaron claro que se tuvo en cuenta al diestro David Cone para este puesto, pero se decidieron por Sid, algo respetable, aunque se pueda o no cuestionar. Fernández lanzó 10 temporadas con los Mets con una efectividad de 3.14, WHIP de 1.11 y 1449 abanicados en 1584.2 innings trabajados. Aquella aparición de relevo que tuvo en el Juego 7 de la Serie Mundial contra los Red Sox es memorable para la fanaticada de los Mets.

Te puede interesar: El legendario Equipo USA de 1988 y que fue de sus carreras en Grandes Ligas

El mejor cerrador de todos los tiempos de los Mets es Billy Wagner, no podía ser otro el elegido. Durante sus tres temporadas con los Mets lanzando bolas de fuego, fácilmente 100 mph, su efectividad fue 2.37, su WHIP 1.05 y ponchó a 230 bateadores en 189.2 entradas. Cómo preparador seleccionaron a otro que actuó como cerrador, pero considero positivo su inclusión en este rol: Con efectividad de 3.10 en 14 temporadas con los Mets, acumuló 276 salvamentos en el camino, convirtiéndose eventualmente en preparador durante una carrera que duró 21 años.

Los relevistas intermedios en este equipo serían: El boricua Edwin Díaz, el dominicano Armando Benítez, Jesse Orosco, Roger McDowell y Tug McGraw. Díaz con los Mets registró efectividad de 2.95, WHIP de 1.10 y estrucó a 14.2 bateadores cada 9 entradas. Benítez nunca será perdonado por arruinar el Juego 1 de la Serie Mundial 2000, pero con los Mets fue muy dominante. Orosco fue muy útil en ocho temporadas con el equipo, registrando una efectividad de 2.73 y cerrando la NLCS y la Serie Mundial en 1986. McDowell también fue pie,a fundamental en aquel conjunto de 1986 y McGraw (el creador del grito de guerra «Ya tienes que creer» ) igualmente tuvo una labor destacada con los de Queens. El Relevista largo seleccionado fue Rick Aguilera, quien fuera abridor/relevista de los Mets en un lapso de 4 campañas. Luego se convertiría en un relevista especializado, pasando posteriormente a los Twins.

Te puede interesar: OPINIÓN: Mi ranking por posición para la campaña MLB 2022

Todo equipo debe tener una banca, suplentes que también merecen el reconocimiento, pues a menudo estos jugadores que comienzan viendo los toros desde la barrera, se convierten en héroes. Por lo que SNY también eligió una banca, compuesta por: Gary Carter (receptor), John Olerud, Carlos Delgado y Pete Alonso (inicialistas), Robin Ventura (3B), los jardineros Mookie Wilson, Cliff Floyd y Michael Conforto. Como un posible bateador emergente eligieron a Rusty Staub.

Puede que surjan algunas polémicas con respecto a este equipo ideal de los Mets que realizaron los expertos de SNY, pero toda opinión se respeta y en sentido general están incluidos los mejores jugadores que vistieron el uniforme azul y naranja de la franquicia de Queen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba