Por Migue Guerra

El boxeador cubano Joahnys Argilagos (8-0, 4 KOs) será uno de los protagonistas de la velada boxística que tendrá lugar este viernes 28 de enero en el Hialeah Park Racing & Casino, en Miami Dade, Florida, enfrentando a su par venezolano Michell Banquez (19-1, 13 KOs), excampeón de peso gallo de la Organización Internacional de Boxeo, una organización secundaria dentro del pugilismo profesional.

Argilagos, de 25 años, fue dos veces campeón mundial como peleador amateur en las citas de Doha (2005) y Hamburgo (2017), además de medallista bronceado en la cita olímpica de Río de Janeiro (2016) y plata en los Juegos Panamericanos de Toronto (2015), antes de abandonar a la escuadra cubana en 2018, durante una base de entrenamiento en México.

Te puede interesar: «El exilio alejó mi familia ¡Nosotros no somos desertores!» declaró grandesligas cubano

A propósito de su tiempo en Cuba y las atenciones que recibían los atletas en su época, Argilagos habló hace algún tiempo con Jesús Daniel Agrás del grupo de las Avispas Santiagueras.

«Cuando yo estaba ahí lo miraba bien, estaba bien, estaba cómodo, la alimentación era buena dentro de lo que cabe para los atletas, pero no era lo que realmente un atleta de alto rendimiento merecía de alimentación y atención, son razones por las cuales tantos se han ido y por la cuál estoy aquí. No dan la atención al atleta que merece», expresó el peleador.

Sobre su salario, Argilagos consideró que este era muy bajo para un boxeador sin resultados, unos 700 u 800 pesos cubanos mensuales, en aquel entonces. «Lo que es Playa Girón y torneos nacionales no lo pagan, ya internacionalmente si te lo pagan, ejemplo los Centroamericanos, Panamericanos, Mundiales y Olimpiadas; te aumentan el salario y te pagan mensualmente en dependencia de la medalla que hayas alcanzado», agregó.

Te puede interesar: «No es justo», CRITICÓ Ferrer decisiones de la Comisión Nacional

«Con los resultados que yo alcancé, cobraba en total un promedio de 500 cuc (pesos cubanos convertibles, moneda ya en desuso, unos 13,750 pesos cubanos). Pagaban un aproximado de 250 cuc por campeón mundial y 300 cuc por campeón olímpico, siempre mensuales, pero si te pones a pensar, yo soy dos veces campeón del mundo y me pagaban una sola medalla» explicó el atleta.

«Además, soy bronce olímpico y no me lo pagaban, te mantenían los 250 cuc que es lo más alto que tienes. Para superar lo que ganaba, tenía que ser campeón olímpico, para cobrar esos 300 cuc», agregó Argilagos.

«En el caso de la Serie Mundial de Boxeo, esa si la pagaban aparte, pero de igual forma no era lo que nos tocaba, pero si nos pagaban algo. Recuerdo que nos daban 500 cuc por pelea que ganaras, si perdías no cobrabas, algo absurdo, en todos los países ganaras o perdieras les pagaban a los boxeadores. Según conozco, aproximadamente el país que ganara la pelea le daban como 3000 dólares y a nosotros solo nos daban 500 cuc y si perdíamos no nos daban nada. Otros países cobraban solo por participar en la Serie, independientemente del resultado», expresó el boxeador.

Te puede interesar: El día que Víctor Mesa LLORÓ en un terreno de beisbol

«Otra cosa: a los campeones olímpicos le daban carro y una vivienda en su provincia, igual hacían con los campeones mundiales. Sin embargo, a mí me tenían que dar una vivienda y no me la llegaron a dar, el carro si me lo dieron pero prácticamente antes de yo quedarme», enfatizó Argilagos.

«El carro me lo dieron en diciembre, pero me lo tenían que haber dado cuando quedé bronce olímpico en 2016. Yo tenía ahí asignado el vehículo para cuando llegara a Cuba, me dijeron que tenía el vehículo en la Ciudad Deportiva y me lo iban a dar cuando llegara. Tú sabes como trabajan ellos, no me quisieron dar el vehículo, estuve un año esperando y nada, no me lo daban, hasta que me lo dieron prácticamente tres meses antes de quedarme», concluyó el boxeador antillano.

Te puede interesar: «Prefiero cargar cajas en USA que ser 1er pitcher del Cuba», CONFESÓ destacado lanzador cubano

Si bien es cierto que las autoridades del deporte en Cuba han hecho muchos cambios en cuanto a la atención a atletas, principalmente a aquellos que tienes resultados destacados, aún dista mucho de lo que reciben otros en distintas latitudes. Hoy Argilagos depende solo de sus puños para obtener lo que con su propio esfuerzo se gana, sin que medien otras personas con interés distintos a los suyos.

8 comentarios en “«Para subirme el salario tenía que ser campeón olímpico, ¿Y la casa y el carro?»”

  1. Es increíble se del esfuerzo que tiene que hacer un atleta y se merece una recompensa por ese esfuerzo pero ganar más que un medico un educador creo eso no es justo hay médicos con tres especialidades que jamás ganarían ese dinero y el se quejaba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba