ENTRE CUBANOS: Jorge Soler y Mike Lowell discutieron cada batazo del MVP de la SM 2021

November 16, 2021
“El Crudo” se presentó en el programa MLB Tonight y fue entrevistado por otro ex MVP de una Serie Mundial (2007), Mike Lowell

Por Robiel Vega / @robielcuba87

Los premios para los cubanos no paran de caer y esta vez le correspondió a Jorge Soler hacerse acreedor del “Momento Legendario” de la temporada, gracias a su decisivo cuadrangular en el juego 6 de la Serie Mundial frente a los Astros de Houston, batazo que resultó clave en la victoria final y lo catapultó a ser nombrado el MVP de ese Clásico de Otoño.

Te puede interesar: BAMBINAZO de Jorge Soler le valió el PREMIO AL MOMENTO LEGENDARIO

“El Crudo” se presentó en el programa MLB Tonight y fue entrevistado por otro ex MVP de una Serie Mundial (2007), Mike Lowell, quien, a pesar de nacer en Puerto Rico, es de padres cubanos.

En tres y dos sólo quería conectar y poner la pelota en juego y gracias a Dios salió el batazo” declaró Soler en el programa. El premio ganado por el cubano fue patrocinado por la prestigiosa marca Budweiser y en la carrera por el mismo compitió otro cubano, Randy Arozarena, cabe destacar que de las ocho jugadas escogidas como nominadas, dos fueron del toletero criollo.

Durante la entrevista, Lowell y Soler analizaron varios momentos destacados de la Serie Mundial, iniciando con el jonrón que conectara abriendo el primer partido, cuando, a pesar de que muchos pensaban que Eddie Rosario sería el hombre proa, fue colocado en ese turno y mejor no lo pudo hacer.

Mi enfoque siempre fue hacer buenos contactos y llegar a primera” afirmó Jorge en el programa, “le estaba esperando (a Framber Valdez) un pitcheo alto porque estaba debajo en el conteo. Me dije si me hacía un picheo en zona alta le haría swing y así fue”.

Soler también ponderó el trabajo de Mike Tosar, instructor de bateo de los Reales de Kansas City y afirmó que desde 2018 hasta la fecha su carrera dio un giro total, en gran medida, gracias a él. Le cambió su mentalidad a la hora de pararse en el plato y lo ayudó a enfocarse más en cada turno al bate.

Por otra parte perfeccionó su swing, haciéndolo con los brazos más encogidos ganando contundencia en conexiones por la zona interior del home plate, pero sobre todo para impactar lanzamientos hacia la banda opuesta, pues su fortaleza física era lo suficientemente grande como para desaparecer pelotas aun cuando ese tipo de swing le restara poder, pero ganaba en contacto y esa mezcla de ambos aspectos lo convirtió en un bateador más consistente.

Cuando analizan su segundo jonrón de la Serie Mundial, durante el juego cuatro como emergente, Soler afirma que nunca se sintió como un emergente; durante todo el partido hizo muchos swines y se preparó para cuando le tocara su momento, así que cuando salió al ruedo dijo sentirse muy caliente “como si estuviera en su cuarto turno al bate”.

Te puede interesar: VESTIDO DE PATRIA Y VIDA celebró Randy Arozarena su premio al Novato del Año (+VIDEO)

Ya me había tirado más rompientes así que estaba más preparado” confesó el MVP de la Serie Mundial pues de cuatro lanzamientos que le hicieron en ese turno, tres fueron sliders, incluyendo la que finalmente terminaría con una espectacular línea por el left field más allá de la cerca y que sería un punto crítico y definitivo para los Bravos, pues definió un partido cerrado que dejaba a punto de mate el enfrentamiento.

Finalmente, en referencia al batazo que le dio el mencionado premio, recalcó que estuvo muy atento a la recta de Luis García, pues se le movía mucho y trató siempre, al menos de conectarle de foul para mantenerse con vida e impactar un envío más cómodo para él. “Traté de aflojarme un poco buscando hacer un mejor contacto, creo que si hubiera estado parado más rudo no hubiera podido conectar ese rompiente.” Relató Soler mientras recordaba el lanzamiento que lo elevó al olimpo del béisbol, una slider en conteo de tres bolas y dos strikes.

Por último, Mike Lowell recalcó la excelente mecánica de bateo del cubano, sobre todo en el momento de impactar, destacando el mínimo movimiento que hace de su cabeza, algo vital a la hora de seleccionar el mejor momento para golpear la pelota, pues mientras menos mueves la cabeza, menos posibilidades tienes de que la vista te juegue una mala pasada.

Te puede interesar: ORGULLO CUBANO: Randy Arozarena ganó NOVATO DEL AÑO de Baseball Digest

Lowell dijo sentirse muy orgulloso de los logros de Soler, en su condición de cubano-americano y destacó, no sólo la tremenda postemporada de “El Crudo”, sino la alegría que se reflejaba en su rostro cuando recibió, envuelto en la enseña nacional, el premio al Jugador Más Valioso de la serie Mundial.

Disfruten de este excelente video de manera íntegra y le hago una recomendación muy especial, por los detalles técnicos que se abordan y las interioridades de lo que pasaba por la mente de Soler en esos momento claves donde el cubano no falló.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba