Scherzer vs Bateadores cubanos: Ligaron pocos y se poncharon muchos

Por Jesús Pérez Vichot  (Chuchi)

Son varios los lanzadores abridores de las Grandes Ligas que se disputan el calificativo de «el mejor» en la actualidad. A nuestra mente nos vienen nombres como los de Jacob deGrom, Gerrit Cole, Clayton Kershaw, Justin Verlander, Shane Bieber, entre otros. Sí, ya sé, se estarán preguntando ahora mismo cómo no mencioné a Max Scherzer. Pero resulta que precisamente es sobre el estelar lanzador diestro que quiero comentar.

No es menos cierto que la carrera de Kershaw ha sido impresionante, que deGrom ha tenido años de lujo y que Verlander y Cole también se las traen. Pero yo particularmente si tengo que escoger un lanzador para abrir un juego especial, no dudaría en elegir a «Mad Max».

El diestro de 37 años de edad ya lleva 14 campañas al más alto nivel y de la forma que terminó la pasada contienda parece estar en el mejor momento de su carrera. Scherzer es el décimo pitcher en la historia poseedor de al menos tres premios Cy Young (cinco veces más finalizó en el top 5), uno en la Liga Americana (2013) y dos en la Liga Nacional (2016 y 2017). Fue seleccionado para ocho Juegos de Estrellas, en 2019 y 2021 integró el primer equipo All-MLB y en 2019 ganó el título de la Serie Mundial con los Nacionales de Washington. Hasta el momento Scherzer acumula 190 victorias y 97 derrotas, efectividad de 3.16, WAR de 67.1, en un total de 2536.2 entradas lanzadas le conectan 7.4 indiscutibles y poncha a 10.7 rivales por cada nueve innings (segundo mejor promedio de ponches en la historia para un lanzador con al menos 2000 innings trabajados).

Sus oponentes solo le batean para promedio de .221 y su WHIP es 1.084. Además, Max ha liderado en par de ocasiones el casillero de victorias en cada liga y lideró la Liga Nacional tres veces en juegos completos, en dos ocasiones las blanqueadas, en tres oportunidades los ponches, una vez el promedio de carreras limpias y el FIP, el WHIP cuatro veces (cinco en total, pues en una ocasión lo hizo en la Liga Americana).

Te puede interesar: ERAMOS POCOS: Se “trancó el dominó” con peloteros cubanos en Italia

La pasada temporada Scherzer fue nombrado Lanzador Sobresaliente de la Liga Nacional (National League’s Outstanding Pitcher). Este premio se otorga mediante el voto de los jugadores de las Grandes Ligas. Fue la tercera vez en su carrera que gana dicho premio. Había ganado cuando estaba con los Tigres en 2013 y luego con los Nacionales en 2017. Scherzer llegó a los tres mil ponches en 2021, siendo el segundo jugador que menos temporadas y entradas lanzadas necesitó para llegar a esta marca, solo superado por Randy Johnson.

Su consistencia ha sido fabulosa, en ocho temporadas consecutivas (2012-19) logró 230 o más ponches. Lanzó dos no-hitters en 2015, ponchó a 20 bateadores de los Tigres de Detroit el 11 de mayo de 2016 y en 104 juegos ha recetado más de 10 ponches (la mayor cantidad en la MLB desde 2008).

Max es uno de esos escasos lanzadores que siguió mejorando su rendimiento a los 30 años de edad. Su talento y durabilidad son impresionantes, en los últimos siete años ha sido el mejor pitcher en Las Mayores. Si Max se retirara hoy, sus logros y fantásticas temporadas serían suficientes para estar en el Salón de la Fama. Pero todavía los números que ha logrado deben seguir aumentando considerablemente, pues la pasada campaña se le vio como el buen vino.

Vinculando a Scherzer con los jugadores cubanos podemos decir que como es de suponer, el actual serpentinero de los Dodgers (anteriormente con Arizona, Detroit y Washington) en sentido general dominó a la mayoría de los que enfrentó. Quizás muchos recuerden el cuadrangular que le conectó Yuli Gurriel a Max en el séptimo encuentro de la Serie Mundial de 2019, pero en temporada regular el inicialista de los Astros no ha enfrentado al estelar lanzador. Los bateadores cubanos le promedian a Scherzer para un anémico .184 (inferior al ya mencionado .221 que le promedian a Max en su carrera todos los bateadores que ha enfrentado), con solamente cuatro jonrones en 234 veces al bate.

Te puede interesar: ¡HASTA CUÁNDO! Se fue enero y la pelota cubana SIGUIÓ sin decisión

Repasemos lo que han bateado individualmente los cubanos que han visto desde el plato los envíos de Max Scherzer en temporada regular:

  • Alexei Ramírez: 62-8 (.129), 3 2B, 0 3B, 0 HR, 2 CI, 5 BB y 8 K.
  • Yunel Escobar: 33-11 (.333), 3 2B, 0 3B, 1 HR, 3 CI, 3 BB y 9 K.
  • Yoenis Céspedes: 17-3 (.176), 1 2B, 0 3B, 1 HR, 1 CI, 2 BB y 8 K.
  • Kendrys Morales: 15-4 (.267), 2 2B, 1 3B, 0 HR, 0 CI, 2 BB y 6 K.
  • Yasmani Grandal: 13-1 (.077), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 0 CI, 1 BB y 7 K.
  • Adeiny Hechavarría: 22-2 (.091), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 1 CI, 1 BB y 8 K.
  • Yunieski Betancourt: 12-4 (.333), 1 2B, 0 3B, 0 HR, 1 CI, 1 BB y 2 K.
  • Aledmys Díaz: 10-1 (.100), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 0 CI, 0 BB y 2 K.
  • Brayan Peña: 9-2 (.222), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 1 CI, 0 BB y 0 K.
  • Yasmani Tomás: 9-2 (.222), 0 2B, 0 3B, 1 HR, 1 CI, 0 BB y 4 K.
  • José Iglesias: 8-2 (.250), 0 2B, 0 3B, 1 HR, 1 CI, 0 BB y 3 K.
  • Héctor Olivera: 6-0 (.000), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 0 CI, 0 BB y 2 K.
  • Lourdes Gurriel Jr.: 5-0 (.000), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 0 CI, 0 BB y 2 K.
  • Yordan Álvarez: 3-1 (.333), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 0 CI, 0 BB y 0 K.
  • Jorge Soler: 3-0 (.000), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 0 CI, 0 BB y 2 K.
  • Yolmer Sánchez: 3-1 (.333), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 0 CI, 0 BB y 2 K.
  • Leonys Martin 2-0 (.000), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 0 CI, 1 BB y 1 K.
  • Odrisamer Despaigne: 2-1 (.500), 0 2B, 0 3B, 0 HR, 1 CI, 0 BB y 0 K.

Te puede interesar: DEBUTÓ en USA otro lanzador del último equipo Industriales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba