Por José Alejandro Rodríguez Zas

El equipo de las Avispas de Santiago de Cuba, concluyó en el onceno puesto de la tabla de posiciones al concluir la fase regular de la edición 61 de la serie Nacional de Beisbol. Con balance de 38-37, la tropa del mentor Eriberto Rosales quedo fuera de la postemporada en la presente campaña beisbolera, por debajo de sus posibilidades reales en la pelota cubana.

Te puede interesar: OFICIAL: Federación de Beisbol ANUNCIÓ pre del Equipo Cuba al Panamericano de México

Bateo inoportuno, grandes deficiencias guante en mano y un pitcheo de lágrimas, dio al traste con las intenciones de los indómitos de llegar a los playoffs de la Serie 61, quedando a deber con una afición que apoyó al equipo de principio a fin.

Uno de los serpentineros que quedó muy por debajo de sus posibilidades en la Serie 61 fue el talentoso Carlos Font, quien tras liderar al staff de abridores de Santiago en la pasada campaña, no pudo hacerse justicia esta vez, golpeado por algunas lesiones que lastraron su desempeño.

Font dejó balance de 4-5 en 12 juegos lanzados, todos como abridor, con par de juegos completos y participación en una blanqueada. En 59.1 entradas trabajadas, el derecho permitió un total de 40 carreras limpias, para un altísimo promedio de efectividad de 6.07 y un average de bateo rival de .284. Además, ponchó a 21 bateadores y regaló 38 boletos, 5 de ellos intencionales, golpeando a 11 oponentes, para un WHIP muy elevado de 1.77

Te puede interesar: ANUNCIÓ Comisión Nacional CALENDARIO OFICIAL de Playoffs en Serie 61

A continuación, les presentamos una entrevista realizada al talentoso lanzador Carlos Font, la cual fue tomada del grupo de Facebook «La Gran Familia Avispa», bajo la autoría de la reportera Nesy Hidalgo.

Nombre ,edad, fecha de nacimiento y lugar.

Carlos Yordan Font Mustelier, tengo 26 años. Nací el día 7 de enero de 1996. En Santiago de Cuba.

La gente siempre quiere saber los inicios de cada atleta. ¿Cómo fue que llegaste al pasatiempo nacional, háblanos de esa travesía?

Bueno desde los 6 años vengo jugando pelota ya que unos profesores en el parque de «Los Muñequitos», llamados «Munini» y «El Gallego», ya muy reconocidos a nivel de la provincia, mandaron a buscar a mis padres. Yo los llevé, ellos me dijeron que si yo quería jugar pelota… Empecé a practicar el deporte, no tenía guante para jugar, mi padre me pone a practicar lucha pero no me gustaba mucho ese deporte. Mi papá me consiguió un guante para jugar y ahí fue cuando empecé a practicar pelota. No pitchaba solamente, jugué cuadro, jardines, porque en esa categoría se juega en todas las posiciones y ahí cuando fui creciendo fue donde pude sacar lo que me gustaba que era poder lanzar.

Carlos hablamos de tus gustos, ¿qué haces en tu tiempo libre, la familia, todo lo que haces aparte del béisbol?

Desde muchacho siempre fui hiperactivo. Siempre me han gustado las fiestas. Me gusta ir a la playa, a la piscina, más a la playa porque me relaja y siempre que tengo un tiempo, me siento a compartir con mis amistades que han estado desde pequeños conmigo, Nos sentamos a conversar, a hacer cuentos de cuando éramos niños. Las cosas comunes que las mayorías de las gente hacen: salir, disfrutar, compartir con sus amistades, con la familia. Le dedico tiempo a mis niños, ya que tengo dos varones y cada vez que tengo un tiempo libre los llevo a jugar para inculcarle el camino del deporte como el padre.

¿Qué figuras del deporte dentro y fuera del país han sido un ejemplo a seguir para ti? O sea, decirte a ti mismo: quiero ser como ó mejor que ellos

Desde chiquito, mi papá siempre me hablaba de Vinent, de Vera, del Duke Hernández, que era un gran pitcher del equipo Industriales. Ya después que fui creciendo, fui conociendo a Norge Luis Vera Peralta, a Vinent y siempre estuvieron ahí conmigo apoyándome, dándome consejos, cogiendo lo mejor de ellos y, hoy por hoy, me ha dado bastante frutos.

Te puede interesar: CALLANDO BOCAS: Pelotero de Industriales Barcelán bateó LO QUE QUISO en Serie A Italia

Vamos a una pregunta que hay que hacerle a toda tu generación y es los dos torneos Sub23. ¿Cómo se vivía esa época bajo las riendas de Eriberto y su cuerpo?

Fue una época muy linda. Nosotros en el terreno lo disfrutamos como lo disfrutó la afición y la familia. Todo marchó bien. Estuve sólo un año en esa dirección porque el primer año Campeón del equipo me lo pasé en el Servicio Militar pero siempre apoyando a mi equipo. Al año siguiente jugué y también fuimos Campeones. Fue una historia linda ya que veníamos de unos años atrás que no conseguíamos el triunfo, y ya esos dos años fueron claves para nosotros. Se veía un equipo inspirado, unido sabíamos q podíamos dar más en el Sub23 y si llevábamos la clase Sub23 para Serie Nacional, podíamos tener buenos resultados.

Eso fue lo que hicimos. La dirección siempre apoyándonos, sin presión ninguna, salíamos a jugar pelota y fuimos dos años Campeones. Eso el pueblo santiaguero lo esperaba y el sub23 le dio la a alegría de poder disfrutar de un Campeonato de nosotros y lo pudimos vivir todos.

Hay una entrevista que te hace Brita Gracia el día que se convierten en Campeones, recuerdo cuando la vi te pusiste a llorar porque era algo que querían y lo lograron y esa victoria aparte de tu familia aparte de tu familia se la dedicaste a Oscar Colás y Ulfrido García que, por motivos de eventos, no pudieron estar. Ahora, después de tantos años ¿Qué me puedes decir?

Ya había visto el primer Campeonato del equipo que no pude estar y ya en el segundo pude aportar mi granito de arena. Lloraba de alegría, de emoción porque ese primer juego era importante en la final.
No estaba propuesto para lanzar el primer juego de la final, dos días antes me dijeron q iba a abrir. Me concentré en mi pitcheo. Pudimos lograr ese primer juego, salimos al segundo juego a lucharlo y lo volvimos ganar. Yo también quería ser Campeón nuevamente con el equipo.

Y la dedicación a Ulfrido García, que Dios lo tenga en la gloria, y Oscar Luis Colas, fue porque ellos en ese triunfo fueron pieza clave y ya que no pudieron estar por motivo de contrato, pero siempre nos llamaban, nos apoyaban, daban aliento al equipo. Fueron una bujía importante porque al principio del Campeonato estaban aquí con nosotros y dieron mucho ánimo para que fuéramos campeones ese año.

La muerte de Ulfrido García nos tocó a todos. Tú y él: ¿Cómo era esa relación de compañeros, amigos y más que eso, hermanos? ¿Cuánto lo extrañas? ¿Alguna anécdota que quieras compartir de ustedes?

Fue una muerte que nadie se esperaba, ya que Ulfrido García venía bien. Por algún motivo, la naturaleza no quiso que estuviera más con nosotros, nos cogió viniendo para acá para Santiago. Enseguida nos llamaron. Nos pusimos muy tristes, ya que nadie se esperaba que tan temprano y con poca edad nos dejara solos y eso es una cosa muy dura porque ver un atleta que con todos creció que siempre estaba bromeando y con su forma de ser, y estar siempre con nosotros estando jugando ó no, luchando por clasificar y eso fue algo muy duro. Aún no podemos creer que él no se encuentra con nosotros.

Pero bueno, la vida es así. Sabemos que dónde él esté siempre nos va a seguir apoyando, donde él esté siempre va a estar con nosotros ahí pichando, bateando y dándonos el ánimo que siempre nos quiso dar.
Anécdotas por contar son muchas, porque casi siempre andábamos juntos para arriba y para abajo, nos sentábamos a conversar, nos sentábamos a compartir y fueron muchas cosas lindas que pasaron cuando él estaba aquí con nosotros que es muy difícil de olvidar. No lo creemos, pero tenemos que hacerlo, de que él no está con nosotros.

Te puede interesar: Torneo Élite: Pelota Cubana APROBÓ Liga Invernal

Bueno, antes de hablar de esta temporada, vamos a la Serie 60, tu mejor temporada hasta ahora siendo la carta de triunfo de las Avispas y la consolidación clave para volver a los Play Off, después de tantos años, que ya todos sabemos que de no ser por la pandemia hubiésemos llegado más lejos. ¿Qué pasó? ¿Cómo te preparaste para tal campaña? ¿Qué se sintió después de la derrota?

Nada, me preparé como todos los años me preparo para tener buen resultado. Esa serie estuve muy bien, fui la carta de triunfo del equipo, ya que cada vez que salía, salía al seguro, a darle una victoria más al equipo. Siempre con dedicación desde niño. Siempre dije que sí podía dar un golpe en la Serie Nacional, que yo podía salir adelante, yo podía ser uno de los mejores pitcher de Cuba y siempre me metía eso en la cabeza. Me enfoqué en mi entrenamiento y salía a darlo todo, siempre concentrado, nada ni nadie podía sacarme del camino que yo quería y eso fue lo que me llevó al éxito.

Me sentí un poco presionado porque era primera vez que pitchaba
en playoff, una responsabilidad grande para mí. Luchamos, ganamos ese primer juego. Por mala suerte, dimos positivo a la pandemia nueve o diez atletas, fui de los primeros que tuvo la pandemia. Después de ese período, empezamos a entrenar, nunca bajamos la autoestima, nunca bajamos el ánimo, pero nos pasamos muy poco tiempo para entrenar.

Pasamos como una semana, que no era lo suficiente para prepararse. Veníamos de estar en un hospital de estar inactivos y salimos a fajarnos así mismo, perdimos los tres juegos. No pudimos lograr lo que tanto queríamos, pero fue una experiencia muy linda porque, aparte de la derrota, dimos un paso más que hacía mucho tiempo que el equipo de Santiago no clasificaba. Nos dimos cuenta que sí podíamos para obtener otro playoff más y aspirar al Campeonato Nacional.

Esta campaña estuviste la gran parte lesionado y esa falta tuya fue clave, estamos seguros de que si hubieses estado ahí al menos 2 ó 3 victorias más se hubiesen logrado. Pero pocos saben que tuviste muy poco tiempo para prepararte al 100% ya que estuviste lesionado varias veces durante la pretemporada. ¿Crees tú que eso te pasó factura después con las lesiones?

Este año quise darlo todo. No fue ni bueno ni malo para mí. Lo considero así yo. Sé que el equipo necesitaba de mí, pero fue un año que me lesione mucho, no lo esperaba, ya que nunca me había sucedido. Pero bueno, está en el camino del deportista. Pude recuperarme pronto por la dedicación que le puse, cuando los profesores me dijeron lo que tenía que hacer. Sabía que tenía que recuperarme rápido porque el equipo lo necesitaba.

La lesión del día que lancé en Holguín me sentía el dolor, pero era porque había pichado el día antes. De ahí fuimos a Pinar del Río, volví a lanzar. Cuando terminé, sí me sentí el dolor fuerte, se me hinchó la parte de atrás de la espalda, se me hizo una bola, se preocupó todo el mundo porque era muy temprano para esa lesión. Seguí haciendo ejercicio, no lancé más hasta que llegué aquí a Santiago, me hicieron un ultrasonido y me dijeron que no tenía nada.

Entonces empecé a hacer ejercicios de nuevo, empecé a fortalecer, volví a lanzar como tres subseries más, después volví a sentir el dolor de nuevo y ahí cuando me hicieron otro ultrasonido me dijeron que tenía rotura en el ligamento de la espalda, no muy grande. Entonces, me dediqué a hacer todos los ejercicios que tenía que hacer.

El equipo estaba de gira, estaba pasando por un mal momento, venía de perder 5 juegos consecutivos. Nos tocaba aquí contra Matanzas, y yo sin poder lanzar, nos ganan en el primer juego. Llevaba cuatro días solamente tirando suave para ir incorporándome y nada, hablé con el director, le pedí la pelota, porque yo sabía que el equipo necesitaba de mi, necesitaba salir del mal momento.

El director tuvo confianza en mí, hablaron con los entrenadores y me dieron la oportunidad de lanzar y tuvimos la victoria contra Matanzas en ese juego, salimos del bache de las seis derrotas consecutivas que llevábamos. Seguí pichando, no me lesioné más, pero en Camagüey tuve amigdalitis que me tiró en cama con fiebre. Entonces, no tuve este año ese resultado que el equipo necesitaba de mí, pero nunca bajé el ánimo, siempre salí a darlo todo por el equipo. No pudimos clasificar y nada, a prepararnos para el año que viene y darle ese alegrón al pueblo santiaguero que eso es lo que espera.

Te puede interesar: CONFIRMADO: Llegó a Dominicana talentoso pelotero de Matanzas en Serie 61

Fue triste, pues en un momento todos pensamos que al equipo no lo derrumbaba nadie y, poco a poco, fuimos dejando victorias y muchos lanzadores fueron dejando el equipo hasta quedarse con solo 10. ¿Cómo se sintió ese tercio final?

Un tercio final muy fuerte, ya que nadie se esperaba que el equipo diera el resbalón que dio, pero bueno, nosotros siempre nos concentrábamos, salíamos a dar el máximo. La afición santiaguera es una afición que exige y exige y nosotros siempre hablábamos, nos metimos en la cabeza que sí podíamos clasificar, salíamos a darlo todo.

Eso de que nos quedamos con 10 pitchers, nosotros siempre dijimos que con los que tuviéramos, con los que se quedaran, con el que tuviera la disposición de jugar, íbamos a tirar para alante, íbamos a sacar el equipo adelante. Que nosotros sí podíamos clasificar y fue lo que nos propusimos hasta el final, pero bueno, el señor sabe lo que hace y este año no pudimos pero el año que viene nos fajaremos para clasificar.

Todavía hay que mejorar, ya Eriberto anunció que no seguirá, pero la serie 62 se especula que sea en en septiembre. A partir de ahora ¿qué planes, metas y cómo se va a preparar Carlos Font para temporada 62?

Bueno, sí, siempre hay cosas que mejorar, en este mundo nadie es perfecto, siempre hay quien te da un consejo, lo único que tienes que hacer es enfocarte, coger las cosas buenas que te dicen, dejar las malas y, nada, Carlos Font va a seguir saliendo a darlo todo al terreno, seguir haciendo siempre lo que hace. Ya que no clasificamos, quiero aprovechar ese tiempo de inactividad para prepararme en el gimnasio, fortalecer la parte que me afectó en la lesión, ahora es el momento de fortalecer esa parte. Seguir haciendo ejercicios, siempre tenemos que hacer algo porque no sabemos si la Serie empieza en agosto o septiembre. Y nada, prepararnos para que la serie que viene no suceda lo que sucedió.

Te puede interesar: DURO PERO ADMIRABLE: Talentoso pelotero tunero mostró por qué NO PUEDE abandonar Cuba

¿Crees que se puede lograr el salto en la 62 con el nuevo Director o hay que consolidarse más como equipo y mejorar las deficiencias que tenemos?

Bueno, hablando de dirección, no hay problemas para nosotros, porque Eriberto Rosales será siempre un gran entrenador para nosotros. Desde el Sub23, siempre nos apoyó, nunca faltaba al entrenamiento ,siempre con nosotros, ahí, dándolo todo. Y nada, el director que venga lo único que tenemos que hacer es enfocarnos en jugar pelota porque ellos no son los que juegan, nosotros somos los salimos al terreno, nosotros somos los que tenemos que dar el máximo.

Puede seguir él, puede venir otro, que nosotros nos vamos a enfocar en hacer nuestro trabajo, darlo todo para lograr la clasificación en la Serie 62 y darle ese alegrón que todo el mundo espera.

Un saludo a la Gran Familia Avispa, que tanto quiere tu total recuperación y que vuelvas a estar al 100% y lograr tus metas.

Un saludo al grupo, decirle que nos sigan apoyando, que el equipo ahora más que nunca necesita apoyo de la afición, ya que tuvimos un golpe muy duro. Sepan que nos vamos a preparar para la serie que viene, decirles que nosotros siempre vamos a salir a dar el máximo.

1 comentario en “HABLÓ Carlos Font: Serie 61, lesión, eliminación de Santiago, problemas internos, manager Rosales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba