Por Pablo Pichardo

Con la exclusión de Yordanis Samón de la nómina de Industriales debido al culebrón que se desató luego de que el inicialista y designado granmense revelara sus perspectivas inmediatas en el béisbol cubano, ahora una de las incógnitas del momento es… ¿Dónde terminará “El Bombardero” del Dorado?

El destino que muchos piensan, es que Yordanis Samón seguirá su camino para unirse a los Toros de Camagüey, donde está el manager del team Cuba, Miguel Borroto, como hizo el granmense cuando fue detrás de Víctor Mesa para Matanzas hasta, un año después, caer en la capital de todos los cubanos. Dada la salida de dos posibles inicialistas suplentes de los Toros, Pedro Smith y Yoel Darce, quienes no aparecieron en la reciente preselección de los actuales bicampeones del béisbol cubano, la posible inclusión de Samón sería gratificante. Su presencia reforzaría un roster que, para afrontar 75 partidos durante la primera fase de la venidera 60 Serie Nacional, no se ve tan robusto ofensivamente como el team que llegó a la final de los playoffs a inicios de este año.

Sin embargo, ahora hay varias preguntas… ¿Samón estará reconfigurando su ‘ruta’ de viajes Cuba? ¿Ya estará seguro dónde quiere estar? El granmense ya jugó sus primeras 14 campañas de 18 con los Alazanes. Fue refuerzo de La Isla y Holguín, para luego vestirse de Cocodrilos en la 56 Serie Nacional. Entre la 57 y la 59, formó parte de los Industriales y, en la 58 Serie Nacional, fue refuerzo de los Tigres de Ciego de Ávila en la postemporada. Su comportamiento es más que conocido a nivel nacional e internacional —recuerden que fue despachado de México en menos de dos semanas— y, recientemente, agregó otro capítulo a las pretensiones que tiene como jugador.

Tras 18 años, no ha podido ganar nunca y eso, a pesar de que aún es uno de los mejores bateadores de la isla, de alguna manera pesará en el afán de las provincia dispuestas a acogerlo, para arrastrar con lo que parece una condena de por vida. Así pues, algo que no podemos eludir, al mismo tiempo, es que tener a Yordanis Samón en un lineup es una tentación para cualquier manager. Obviamente, hay quienes saben de sus vicios, su cierto “individualismo” y carácter fuerte que, a veces, Yordanis Samón saca como los “gatos en ocasiones muestran sus uñas”.

A veces se ve, pero de cierta manera el aparentemente “Guajiro campechano” sabe cómo hacerlo. Es un ‘viejo matrero’ del diamante y el club house, y tiene cómo mantenerse en su silencio, y dejar caer las píldoras de veneno sin hacerse notar a simple vista por la fanaticada.

Sobre lo complicado que es, un entrenador que recientemente dejó las riendas de su equipo y prefirió mantenerse en anonimato, le dijo a SwingCompleto que, Samón, “es ese tipo de peloteros que te sientas y quieres tener en la alineación, pero luego, en varias jugadas del día a día puedes detectar cómo suele pensar más en su beneficio personal que en el del equipo”. “No lo cuestiono del todo, porque sé que Samón ha sido de esos buenos bateadores que tenemos hace años, pero creo fielmente que una razón por la que no ha estado más veces con el equipo Cuba es precisamente la manera en que él juega”.

“Sí se entrega, pero podemos ver cómo en ocasiones hace falta cumplir jugadas y él no coge señas o, simplemente, se mete en dos strikes para no completar un ‘corrido y bateo’, por ejemplo”. “Pero eso los aficionados no lo pueden ver, a pesar de que sucede, y muchos lo sufren. También ha sucedido que, al final, el tipo termina bateando en dos strike porque tiene calidad. Sin embargo, la jugada que quería el manager era otra. Samón batea, pero a veces no es funcional para un colectivo”.

Con esta definición y otras interrogantes, ahora lo más importante en esta novela es saber dónde terminará Yordanis Samón el resto de su carrera, a la cual, como está el nivel del pitcheo en Cuba, podría quedarle tres o cuatro años si se mantiene sano. Tenemos los 5 destinos más probables que tal vez usted no ha detectado, pensando que el granmense le hará swing a la idea de irse con los Toros. Aquí vamos, ¿quién pesca a SA(L)MÓN?

Destino: Toros de Camagüey

Probabilidad: 35%

Tal vez todo dependa de qué suceda con Miguel Borroto cuando el team Cuba cierre su gira por Arizona, en busca de un boleto o, al menos, la clasificación para la última posibilidad de alcanzar la cita Olímpica de Tokio. ¿Dónde podría perder probabilidad este destino? Si sustituyen a Borroto como manager del team Cuba, entonces caer en Camagüey ya no tendría mucho sentido para Samón. Aunque, de cualquier manera, las atenciones para los Toros han sido priorizadas por las autoridades de la provincia, pero… ¿Le darán lo que quiere el granmense antes de ver el resultado final de la 60 Serie Nacional?

Destino: Leñadores de Las Tunas

Probabilidad: 25%

Hey, no descarten este destino en la mira de Samón: ¿No quieres estar lejos de la familia? Junto a los Leñadores, Samón estaría cerca de su casa en Granma y, al mismo tiempo, buscaría más comodidades en Las Tunas. Para nadie es un secreto que los granmenses se han sentido a gusto ahí, en el “Balcón del Oriente cubano”. El zurdo camagüeyano Dariel Góngora ya recibió la bienvenida —está esperando por la liberación— y, sin dudas, los Leñadores serían un contendiente mucho más fuerte para la 60 Serie Nacional. Particularmente, me gustaría este destino para Samón, y disfrutar lo que traería un choque Industriales-Las Tunas. ¡Fuego en el fuego!…

Destino: Cocodrilos de Matanzas

Probabilidad: 25%

Welcome a “Villa Coco”! ¿Se imaginan otra inyección al lineup más “cosmopolita” del béisbol cubano actual? En Matanzas, a Yordanis Samón le fue súper bien, pero se apresuró y siguió detrás de Víctor Mesa a buscar fortuna en la capital. Quizás ahora, con el auge del equipo y el ascenso que podría tener Armando Ferrer como manager del team Cuba para próximos torneo, ¿lo dudas?… Samón podría repensar la idea de regresar a Varadero.

Destino: Gallos de Sancti Spíritus

Probabilidad: 10%

¿Descartada la posibilidad de acampar en Trinidad? ¡Ni hablar! En Sancti Spíritus, a Samón también le iría muy bien. Sería, de alguna manera, un gran plus junto a Frederich Cepeda como veteranos de guerra. Aunque, eso sí, bajo el mando del manager Eriel Sánchez, debe tener sumo cuidado, porque el clásico número “5” de los Gallos se ha ido curtiendo de director como mismo fue en sus años mozos detrás del home: ¡Jorocón! ¡Guapo! ¡De los que jugaba fuerte y se entregaba, sí o sí! Así que, no permitirá pesadeces y exigirá que el granmense predique con el ejemplo.

Destino: Avispas de Santiago de Cuba

Probabilidad: 5%

No fue bueno como terminó la 59 Serie Nacional para las Avispas, pero recuerden que, aun así, las perspectivas del equipo son grandes para permanecer entre los mejores seis de la liga en este 2020. Entonces, no se ve tan mal este destino para Samón: (a) Equipo clásico de Cuba. (b) Afición exigente que defiende a sus jugadores, sobre todo “cuando lo hacen bien”. (c) Es, podría decirse, la segunda capital de Cuba y la atención con los jugadores de pelota sigue siendo… ¡A pululu!, como diría Ruperto “Marcha atrás”.

En pocos días sabremos cómo y dónde Yordanis Samón aterrizará pero, al mismo tiempo, cuál será una de esas series más candentes que se disfrutarán en el Latinoamericano durante 2020.

Esperemos, pues. Y, recuerda, ¡usted lo escuchó aquí, primero y mejor, en SwingCompleto!

21 comentarios en “5 potenciales destinos que tendría en mente el agente libre Yordanis Samón”

  1. Quien sepa algo de beisbol, realmente sabe que Samón tiene grandes deficiencias para batear; pero no es eso lo que me llama la atención, es que nunca mientras estuvo en la capital ningún periodista hizo comentario negativo, sino al contrario era lo mejor de lo mejor. Se parece al cuento que al marido que se le va su adorada mujer con otro, entonces ya no es buena, ahora es puta. Si ustedes son periodistas, yo soy cosmonauta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba