Por Robiel Vega/ @robielcuba87

La jornada de este martes, 2 de junio, contó con excelentes actuaciones de los cubanos que militan, sobre todo en Corea, los que tuvieron papeles protagónicos para sus respectivos equipos, aunque no podemos dejar de mencionar que en la NPB también hubo sus notas destacadas.

El cubano, que hoy alineó como tercer bate y designado, conectó par de hits en cuatro turnos, el primero de ellos, su tercer bambinazo del año; una enorme conexión a 410 pies muy elevada que se fue ampliamente por el jardín derecho y que sirvió, en la misma primera entrada, para abrir el marcador del choque.

Ya en la quinta entrada, con el juego 2×0 y hombres en las esquinas, la suerte le favoreció cuando, tras un elevado corto a la propia pradera derecha, el jardinero se confundió y después de pedir la bola, quedó privado y la dejó caer.

A pesar de eso, la jugada no fue hit, pues el camarero, que estaba completamente concentrado, lanzó para segunda y puso out al corredor de primera, aunque no pudo evitar que entrara la tercera del choque; la que sería la empujada 28 para el cubano en lo que va de temporada.

Fernández dejó su línea ofensiva en .313/.357/.424/.781 (AVE/OBP/SLG/OPS), además, extendió a siete el número de partidos consecutivos bateando de hits, en los que promedia para .483 (29-14), con tres dobles y dos jonrones como extrabases, siete anotadas y 11 empujadas.   

Puig, además, protagonizó una jugada, que si bien comenzó errada, la pudo remediar con su picardía característica. Tras abrir el segundo inning con cañonazo al derecho, llegó a segunda por sencillo de Kim Hye-seong y luego a la antesala por rolling al box de  Kim Su-hwan.

Con corredores en segunda y tercera y un out, Song Sung-mun roleteó nuevamente por el pitcher y éste, al percatarse de que Puig se había lanzado para la goma en un corring suicida, lanzó la bola al receptor.

El cubano, al darse cuenta de su error, intentó regresar, pero ya el corredor de segunda estaba sobre tercera, así que fue retrocediendo poco a poco, ganando tiempo para que, al momento de ponerlo out, ya el bateador corredor hubiera anclado en la intermedia, corrigiendo así su mala acción inicial de una manera muy habilidosa.

Puig, al igual que Fernández, llegó a siete juegos consecutivos bateando de hits, cuatro de ellos con múltiples imparables. En ese periodo, el cienfueguero promedia para .500 (24-12), pero además ha recibido un total de seis boletos (OBP de .563) y apenas se ha ponchado en dos ocasiones. Tiene cuatro dobles y un jonrón como extrabases; ha anotado seis y ha remolcado nueve.

Sus frecuencias siguen en alza y en este momento suma 46 hits en 196 turnos, para average, aún bajo, de 235, pero su OBP ya anda por .332, gracias a los 23 boletos y seis pelotazos recibidos. Ha pisado la goma en 27 ocasiones y ha propulsado igual número de carreras; mientras que sus 18 extrabases (12 dobles y seis jonrones) le otorgan un slugging de .388 y un ISO nada despreciable de .153.

Por su parte, Odrisamer Despaigne logró concretar su tercera victoria de la temporada, toda vez que el KT Wiz apabulló al SSG Landers 14×1. El capitalino trabajó cinco excelentes entradas y sólo permitió una sucia en el mismo primer inning.

Cuando todo parecía que el cubano se iría una vez más sin victoria tras una buena apertura, su equipo fabricó rally de siete en la sexta entrada, para dar una ventaja que nunca sería recortada.

95 envíos necesitó Despaigne, con los que ponchó a seis (65), regaló tres boletos (11) y le conectaron un solo hit (79), también en la primera entrada. A pesar de un Game Score brillante, de 64, al no completar las seis entradas no se le anota la salida de calidad, a pesar de haber sido una de sus mejores presentaciones en lo que va de año.

Su balance es de (3-5), con un promedio de carreras limpias de 3.78, le batean para .289 y su WHIP es de 1.30. Ha trabajado en 69 entradas y esta fue su duodécima apertura de la temporada.

En Japón

Dayán Viciedo se fue de 4-1 con una anotada, dejando sus frecuencias en .261/.316/.407/.723; mientras que el yumurino Ariel Martínez también rayó la tarjeta en tres oportunidades, con un boleto y una base robada, su primera del año; para dejar las suyas en .309/.402/.485/.887.

Los Dragones fabricaron sus carreras a cuentagotas durante le primer tercio del juego, pero sus rivales marcaron dos en el lucky seven, por lo que fue llamado el camagüeyano Yariel Rodríguez, quien apagó el incendio y retiró sin dificultades a los tres rivales que enfrentó.

Yariel dejó su efectividad en 1.66, mientras que le batean para .143 y su WHIP es de 0.92 (11 hits y 9 boletos). Su labor se extiende a 22 salidas y 21.2 entradas lanzadas, en las que ha logrado balance de (2-1), con 15 holds (segundo de su liga), incluyendo el de esta jornada, además de ponchar a 28 rivales, para una tasa de 11.63 por cada nueve entradas.

Para completar el triunfo, el taponero Raidel Martínez trabajó el noveno, también de manera perfecta, con sólo 12 lanzamientos, 10 de ellos strikes. Con esta actuación arribó a 14 salvamentos, segundo en la Liga Central y sigue exhibiendo números impresionantes.

En 19 salidas y 18.2 entradas, su PCL es de 0.48, le batean para .113 y su WHIP es de 0.54 (siete hits y tres boletos). Ha ponchado a 20 rivales (9.64 K/9) y solamente le han fabricado una carrera en toda la temporada.

1 comentario en “Puig HIZO COSAS de Puig, JM Fernández LA MANDÓ a 410 pies, JOYA de Odrisamer. Resumen Cubano Asia”

  1. Eso no tiene nada de habilidoso. Salir para home con ese batazo de frente al pitcher es un disparate. No es habilidad es una pésima decisión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba