«Top 3» robos de jonrones en la historia de las Grandes Ligas.

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Como es lógico, siempre se le da una importancia suprema al cuadrangular. Es por excelencia lo más sensacional de este deporte llamado béisbol. Pero si es el jonrón es la conexión que todo bateador quiere lograr, imagínense pegarle a la pelota con poder, sentir la sensación que la esférica va a viajar más allá de los límites del terreno de juego y entonces aparezca un jardinero del equipo rival dando un descomunal salto y atrapando la bola. De una posible carrera anotada, cuatro bases alcanzadas y quién sabe cuántas remolcadas, a ver todo reducido a cero, una rotunda decepción en cuestiones de segundos para el bateador.

Te puede interesar: DÍA HISTÓRICO: Miguel Cabrera LLEGÓ A 3000 HITS en MLB, José Iglesias le dio el 1er ABRAZO

Sin embargo, el jardinero que fildeó la pelota y sus compañeros de equipo, experimentan todo lo contrario. Impedir que el contrario marque carreras e incluso en ocasiones hasta ser el salvador del juego, es algo indescriptible. Por tanto, la importancia de robar un cuadrangular es muy similar a conectarlo. Ambas acciones pueden decidir un encuentro, una serie y hasta un campeonato.

Cada año los aficionados son testigos de grandes atrapadas que van quedando inmortalizadas en sus memorias. Pero siempre hay fildeos que sobresalen más que otros por el grado de dificultad, el momento del juego o por su espectacularidad. Es por ello que quiero compartir con ustedes los que a mi juicio son los tres mejores robos de jonrones en la historia de las Grandes Ligas. Hay que tener en cuenta que muchas de estas jugadas no fueron grabadas o archivadas, por lo que tendré en cuenta solamente las que de una forma u otra hemos podido disfrutar gracias a la magia de la televisión y los avances tecnológicos.

Te puede interesar: La mejor manera de jugar beisbol MLB, justo como hizo Néstor Cortés en New York

Mi número tres es Mike Trout (Angels). El 27 de junio de 2012, visitando el Camden Yards (casa de los Baltimore Orioles), un joven pero muy talentoso Trout hizo la que hasta hoy debe ser la mejor jugada defensiva de su carrera. Transcurría la parte baja de la primera entrada cuando Trout tuvo que salir corriendo hasta lo profundo tras la conexión del campocorto de los Orioles J.J. Hardy y con el impulso saltó estando ya en la zona de seguridad. La parte superior de su cuerpo junto al brazo izquierdo se golpearon contra la pared del jardín central, por lo que rebotó bruscamente. Pero capturó la bola y nunca la soltó del guante, celebrando sonriente y golpeando su pecho con el puño.


El segundo mejor robo de jonrón a mi consideración fue el que ejecutó el venezolano Endy Chavez (Mets) el 19 de octubre de 2006. Transcurría el séptimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cardinals. En el principio de la sexta entrada, con un out, un hombre en circulación y el marcador igualado a una carrera por bando, el estelar antesalista de St. Louis, Scott Rolen, conectó un elevado hasta lo profundo del jardín izquierdo pero Chávez saltó en el justo instante, extendiendo todo el cuerpo y con su brazo derecho enganchó la pelota en el guante. Acto seguido Chávez envió la pelota al cuadro interior para doblar a Jim Edmonds (CF de los Cardinals) en la inicial. El Shea Stadium se convirtió en un manicomio, muy eufóricos estaban todos los aficionados. El encuentro lo ganó St. Louis, pero el fildeo de Chávez forma parte de la historia de los Mets. Aún está grabado en la memoria de millones de fanáticos.

Te puede interesar: NOCHE MÁGICA: Norel González dio JONRÓN y WALF-OFF, muy cerca su DEBUT en MLB

A mi juicio, el número uno no puede ser otro que el descomunal fildeo protagonizado por Gary Matthews Jr. (Rangers) el 1 de julio de 2006 ante los Houston Astros. En el octavo inning Mike Lamb disparó un enorme batazo por el jardín central y lo que hizo Matthews Jr. fue algo increíble, lo más atlético y acrobático que he podido ver. Primero fue el sprint, cronometrando la conexión. Luego usó la pared como punto de apoyo, llegó a una altura impresionante para atrapar la pelota por encima del hombro y realizó un giro en el aire cayendo de espaldas a la cerca con ambos pies en el terreno. Fue algo increíble, al punto que ESPN le dedicó un programa de «Sport Science» analizando este extraordinario fildeo.

Casi todos los robos de jonrones han sido impresionantes, para no ser absoluto. Pero para seleccionar el top 3 tuve en cuenta varias de las más famosas atrapadas en la historia de las Grandes Ligas: los robos de jonrones de Ken Griffey (padre e hijo), Dewayne Wise, Lorenzo Cain, Ichiro Suzuki, Austin Jackson, Juan Lagares, entre otros. Pero son solo tres y me decidí por los de Trout, Chávez y Matthews Jr.

Disfruten de otros home run robberies:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba