Por SwingCompleto/ contacs@swingcompleto.com

El pasado 29 de enero, el pelotero cubano Yulieski Gurriel, una de las estrellas actuales de los Astros de Houston en las Grandes Ligas de béisbol se disponía a viajar con parte de su familia a Cuba. Sería esa su primera vez desde que decidió abandonar, junto con su hermano menor Lourdes Jr. el equipo que participó en la Serie del Caribe celebrada en Santo Domingo en 2016.

Todo quedó en un intento frustrado. La noche antes del viaje se le comunicó que tenía la entrada prohibida a la Isla. La noticia que publicamos inmediatamente en nuestra página, se volvió viral. Desde entonces, se empezó a especular sobre las causas de dicha decisión cuando El Yuli habia cumplido con el período establecido por ley en el caso de quienes “desertan” de una delegación deportiva.

No fue hasta este viernes en la noche que el espirituano, hijo del otrora gran jugador Lourdes Gurriel, decidiera comparecer en público para conversar sobre este y otros temas de actualidad. Quienes se conectaron con el Show de SwingCompleto, tanto a través de Facebook como YouTube, obtuvieron de primera mano, su versión de los hechos.

Te puede interesar: «Mi cuerpo habla por sí solo», EXCLUSIVA con Yuli Gurriel

“Fue increíble”, comenzó diciendo Yulieski. “Menos mal que ya ha pasado algo de tiempo. Fueron momentos en que la pasamos mal, yo en particular”, agregó.

En su momento, fuentes cercanas al jugador nos dejaron saber que Yuli y su familia, iniciaron el proceso para el viaje después de confirmar que el período de sanción tras el abandono de una delegación oficial había sido reducido de ocho a cinco años, algo que al parecer solo se maneja a nivel de las entidades de emigración en Cuba porque buscamos referencias en la web y no encontramos información al respecto.

“Nunca había intentado ir a Cuba, ni por la cabeza me pasaba, yo sabía que eran ocho años, por una ley que por mala o errónea que sea, es la ley al final”, explicó a la vez que recalcaba que su interés no era “irumpir las leyes”, así que no intentaría viajar antes de ese tiempo establecido.

El pelotero de 37 años aseguró que “varias personas me hablaron de un cambio (…) que en vez de ocho el tiempo de castigo eran cinco años (…). Me dispuse entoces a averiguar mediante cuatro personas que tienen que ver con emigración para que revisaran mi status y efectivamente ya yo no estaba en el sistema”.

“Antes si estaba, yo aparecóa con mi raya roja (indicación de prohicion de entrada). Además eso consta por un problema que tuve con el pasaporte, que Cuba me lo atrasó, para ir a Canadá y me llegó cuando regresé de Canadá. Casi ni puedo realizar ese viaje a Toronto. Ahí me mandaron una nota en el pasaporte, dejándome saber que no estaban contentos con lo que yo había hecho. Por lo claro me estab diciendo que los ocho años iban”, continuó.

Te puede interesar: Soler, Abreu, Yordan y el sueño de los 40 jonrones

“Cuando me confirman que ya estaba limpio, que no constaba nada en el sistema, me dije: Bueno, vamos a empezar los trámites. Hace mucho tiempo estoy por ir allá, a ver a mi familia, principalmente a mi abuela que está bien mayor”, reveló.

Fue entonces cuando mandó los pasaportes de los miembros de su familia que se dispondrían a viajar junto con él. “Si hubiera algún problema desde ese mismo momento hubieran detenido el proceso pero no, todo estaba en regla. Dijimos: En una semana es el vuelo. Yo realmente estaba sorprendido”.

Hasta ese momento todo parecía indicar que el sueño de volver a pisar suelo cubano se haría realidad, aún cuando la incredulidad por eventos que se hacen cada vez más costumbre en nuestro país hacían pensar que no pasaría de eso, de un sueño.

“Faltaban tres días, practicamente no hablaron nada, de Cuba para acá no hubo más comunicación. Estabámos asustados porque para entrar el avión (privado) se necesitaba el autorizo. No dijeron nada hasta el último día (viernes 28 de enero) a las 11 de la noche, cuando llamaron y dijeron que el avión estaba autorizado a entrar”.

Te puede interesar: OTRA MÁS DE CANSECO: Llamó cobardes a miembros del Salón de la Fama y les lanzó un reto

En esa comunicación, según las palabras del propio Gurriel reafirmaron que todos podían realizar el viaje: su esposa, los niños y sus padres, menos él. Sin más, les colgaron la llamada.

“Aquí se indignaron, no querían ir… pero yo les dije que fueran al menos mis padres para que estuvieran con la familia, ya estaba organizado todo”. De hecho, uno de los familiares del conocido clan Gurriel realizó una publicación en redes sociales donde dejaba claro que tenían intenciones de reunirse en Varadero, aunque ya debían conformarse con la idea de no ver a Yuli.

“A ellos no les gusta que cuando uno va por primera vez, haya demasiada algarabía por eso decidí no ir a Sancti Spíritus, era mejor quedarnos en Varadero, para que fueran menos personas, bajo perfil como quien dice. Eran dos o tres días nada más para estar con mi familia y ya. Si ellos pensaron otra cosa están equivocados”.

Pero, ¿qué sucedió después? Yulieski nos cuenta: “Cuando mis padres llegaron, solicitaron una explicación y les dijeron que la “gente” de emigración no quisieron meterse en problemas. Que nadie iba a autorizar mi entrada, que lo elevarían (el caso) para que se decidiera en las altas esferas”.

Te puede interesar: ADMIRABLE: Popular fanático EXIGIÓ enérgicamente a la policía mejor protección a pelotero

Como siempre todo queda en una nebulosa donde realmente no sabes quién decide qué, ni por qué.

“Pero yo digo: ¿Por qué te vas a meter en problemas? Si supuestamente yo no estoy en el sistema. ¿Por qué no me dejas entrar y vas apreguntarle a la “gente de arriba?”, se cuestionó, el popular jugador.  “Eso nunca lo entendí”, dejó claro.

“Elevaron la bola y ya sabemos la respuesta”, lamentó Yulieski. “Es verdad que es penoso porque como quiera que sea a uno le duele. Yo decidí venir para acá y estaba bien claro de lo que eso significaba. Como si tengo que estar mi vida entera sin ir allá, porque yo lo decidí. Fue un paso que di y eso es bien simple, no me arrepiento. Pero es injusto. Porque en este momento que se han dado pasos, que otros jugadores han estado aquí y ahora estan jugando allá como debe ser, para alegría de todos, no es para que pase esto, porque hay quienes han ido incluso con menos de ocho años. ¿Por qué? Porque soy traidor, entonces. Yo soy el más traidor de todos”, bromeó.

Sobre sus vínculos con la cúpula castrista, puesto en evidencia mediante fotos de su pasado publicadas por sitios digitales de corte más general o político y la posibilidad de recurrir a ellos para conseguir su entrada a la Isla, respondió:

“Negativo. Yo la verdad  creo que no tengo que preguntarle a nadie ni rendirle cuentas a nadie en ese sentido. No me dejaron entrar y ya está. Es verdad que existió su relación con algunos de ellos, pero al dar este paso, eso está bien roto, bien fracturado porque tú piensas de una manera y yo de otra y yo creo que lo mejor es respetar la opinión de cada cual y por eso no siguió esa amistad”, dijo de manera categórica.

Te puede interesar: EN PELIGRO uno de los récords más importantes de la pelota cubana

Antes de concluir sobre el tema, ractificó lo frustrante que fue ese momento. “No puede ser que yo sea el más traidor de todos. Yo dediqué los mejores 15 años de mi carrera deportiva al béisbol cubano. Como puedo ser traidor si en esa Serie del Caribe fui el mejor segunda base de ese torneo (Seleccionado en el equipo Todos Estrellas), me fui cuando se acabó la competencia. Entonces, cómo me tildas de traidor a mi, traidor si dejo ir la pelota por debajo de mis pies, si la tiro para arriba de primera a propósito…”.

Interrogado sobre si pasado un tiempo (los ocho o quizás 10 años) volvería a intentar viajar a Cuba expresó: “De veras uno no debe decir nunca, pero ahí quedó bien claro que la ley es una cosa y lo mío es otra. Es decir, que yo estoy fuera de la ley. Pero la verdad, uno siempre quiere ver a su familia, a la gente del barrio. Yo quería llevar a mis niños a los lugares donde empecé a jugar béisbol, a donde estudié, para que ellos vieran de donde salí, donde me crié, mi primera maestra (…) Ese es también su país (…) Fuera de eso creo que ya no me interesaría volver”.

Si le interesa disfrutar de la entrevista completa puede hacerlo siguiendo el enlace.

23 comentarios en “SIN CENSURA: Yuli Gurriel contó cómo y por qué le negaron la entrada a Cuba”

  1. Lo de no poder regresar a Cuba para los «desertores» fue una orden de Fidel, no es Ley y se aplica actualmente a unos si y a otros no, lo mismo 5 q 7, q 8, lo q le parezca no se a quién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba