Por José Alejandro Rodríguez Zas

A finales del mes de enero de 2013, la federación Cubana de Beisbol (FCB) hizo público el listado inicial de 28 jugadores que conformarían el equipo Cuba al III Clásico Mundial de Beisbol, evento programado del 2 al 19 de marzo de ese año.

Más allá del habitual y eterno debate sobre los porqués de la inclusión o exclusión de este o aquel jugador, hubo un tema que causó molestias y decepción a la mayoría de los amantes de la pelota cubana: el receptor Ariel Pestano no estaba en la lista para el importante evento.

Pestano, de 38 años en ese entonces y, para muchos, el mejor receptor de la historia de las Series Nacionales y el equipo Cuba, quedó fuera de la nómina, pues los directivos se inclinaron por Yulexis La Rosa (Villa Clara), Frank Camilo Morejón (Industriales) y Eriel Sánchez (Sancti Spiritus).

«Me siento sorprendido, sin palabras, mal anímicamente, porque de salud estoy perfecto, creo incluso que en mi mejor momento», aseguró Pestano a la prensa cubana en aquel entonces, poseedor de números similares a los receptores escogidos para el equipo Cuba, en la Serie Nacional que se jugaba.

«Es un momento duro, las razones de mi exclusión solo las saben los responsables, pero no soy de quienes piensan que todo termina en un día, seguiré luchando como siempre», enfatizó Pestano.

Un mes después, en febrero, se dio a conocer el listado final de peloteros cubanos al citado evento, con una decena de cambios respecto al listado inicial, incluyendo la adición de un cuarto receptor: el pinareño Yosvani Peraza.

De esa forma, quedó ratificada la polémica decisión de la ausencia de Pestano en el equipo nacional al III Clásico Mundial de Beisbol. No hubo segunda oportunidad ni rectificaciones para él, y todo indicaba que Pestano tomaría el camino del retiro… y así fue.

«Lo que me dolió no fue que me hayan excluido, porque yo, en parte, ya me estaba preparando psicológicamente de que todo lo que empieza acaba», explicó Pestano en una entrevista realizada tiempo después.

«Pero, lo que sí me dolió mucho, fue que me engañaron, que me mintieron, que me utilizaron. Lo que más me dolió fue que, al final de mi carrera deportiva, me dijeran que ya no era de interés para la Comisión Nacional», confesó el histórico receptor villaclareño.

Ariel Pestano fue tres veces titular de la Copa Mundial de Beisbol (2001, 2003 y 2005), multicampeón en Copas Intercontinentales, Juegos Panamericanos (1999 y 2003) y Centroamericanos (2006), además de protagonista del segundo lugar histórico obtenido por Cuba en el I Clásico Mundial de Beisbol, en 2006.

Además, el receptor villaclareño formó parte del equipo cubano que obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, así como la plata en Sydney 2000 y Beijing 2008, entre otros lauros.

«Me dolió mucho que me dijeran que el esfuerzo y el fruto de todas mis medallas, no me las iban a pagar, porque ya no tenían validez», confesó Pestano.

«Me dijeron que no me iban a pagar esas medallas, simplemente, porque ya yo no era de interés de la Comisión Nacional», reiteró el pelotero, confirmando que eso se lo había manifestado el entonces funcionario del beisbol cubano y ya fallecido Higinio Vélez.

A lo largo de 22 Series Nacionales con el equipo de Villa Clara, Pestano compiló para .287 de average, producto de 1532 imparables en 5339 veces al bate, incluyendo 302 dobles, 33 triples y 153 jonrones. Anotó un total de 720 carreras e impulsó 901, con 681 ponches y 649 boletos recibidos. Su línea ofensiva fue de .370/.442/.812 (OBP/SLU/OPS).

Defensivamente, Pestano tuvo un promedio de .991, con solamente 78 errores en 8319 lances, con 805 asistencias y participó en 128 jugadas de doble play. Además, le robaron 353 bases y atrapó a 459 corredores, para un magnífico 56.5%.

«A todos los que quisieron hacerme daño, les digo, que soy el hombre más feliz del mundo, soy más feliz que nadie. No me hizo falta nada de lo que trataron de quitarme, o más bien, lo que yo me gané», dijo el pelotero.

Recordemos que, luego de aquella amarga experiencia, la vida le permitió a Ariel Pestano cerrar con broche de oro su carrera deportiva, el conectar el cuadrangular decisivo que le dio el campeonato a Villa Clara en la temporada de 2012-2013, contra Matanzas, en la noche del 18 de junio de 2013.

Pestano se retiró oficialmente del deporte activo el 17 de septiembre de 2013, en el estadio de Caibarién, su pueblo natal, en la provincia de Villa Clara, casi obligado por los sucesos ocurridos y tuvo una fugaz  experiencia como profesional en el beisbol mexicano, con los Piratas de Campeche, como entrenador.

https://www.youtube.com/watch?v=hah7pbtqd6k

49 comentarios en “DECLARACIONES Ariel Pestano: «Me engañaron, me mintieron y me usaron»”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba