¿LE ARRANCÓ pedazo de oreja? 25 años después, el Tyson vs. Holyfield subió de nivel

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Se trata de de una golosina en forma de oreja (caramelo de marihuana «Mike Bites») la cual no está totalmente íntegra, sino que le falta un pedazo. Esto lógicamente hace alusión a las famosas mordidas que Tyson le diera a su entonces contrincante Holyfield el 28 de junIo de 1997 en Las Vegas durante un combate por el título pesado.

Un año antes Holyfield había bloqueado a «Iron Mike» en el round 11. Pero Tyson en la revancha no pudo descifrar la anatomía de su rival en los dos primeros rounds por lo que la impotencia y desesperación lo dominó llevándolo a morder la oreja de Holyfield. Fueron dos mordidas, la primera le costó un punto y la segunda la descalificación al arrancarle partes del cartílago de la oreja derecha.

Aquella acción le costó a Tyson 3 millones de dólares. Hoy el polémico boxeador es un exitoso empresario, no así Holyfield, que no le fue tan bien en el mundo de los negocios. Aunque se estima que en su carrera ganó aproximadamente 350 millones de dólares. Ambos pugilistas firmaron en 2014 un comercial donde aparece Tyson devolviéndole un pedazo de oreja a su rival-amigo.

Ya aquel desagradable suceso está sanado. Ahora los dos históricos deportistas se han unido para promocionar esta temporada navideña los «Mike Bites». Como quiera que sea, verlos juntos nuevamente aunque no sea precisamente en un cuadrilátero, es muy satisfactorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio