GRAN CARRERA: Miguel Cabrera se despidió en Detroit Tigers. Latinos MLB 2023

Miguel Cabrera (27)

El 2023 resultó un año triste para los seguidores de las Grandes Ligas del béisbol estadounidense. Una de las estrellas del certamen, Miguel Cabrera, se retiró después de 21 temporadas.

¿Qué se puede hablar del venezolano que ya no esté dicho? Uno de los estelares en la historia de la MLB, excelente profesional y compañero, dicho por todos sus coequiperos, rivales y entrenadores a lo largo de más de 20 años en Estados Unidos.

En 2023 colgó el uniforme el hombre que cargaba con un conjunto, ya sea desde lo meramente deportivo o lo anímico. Y que además, a pesar de las lesiones, se despidió jugando un inning en primera base, con un guante prestado.

La recién finalizada temporada, como era de esperarse no fue la mejor en cuanto a estadísticas para el nacido en Maracay, Venezuela, en 1983. Su average ofensivo escaló a .257, producto de 86 hits en 334 veces al bate distribuidas en 98 juegos.

Además, sumó 21 carreras anotadas y 34 impulsadas, con 31 bases por bolas y 74 ponches. Su producción de extrabases fue de 24, 20 dobles y cuatro jonrones, nada mal para un pelotero de 40 años y una lesión bastante seria en una de sus rodillas.

Recorrió también un total de 118 almohadillas gracias a sus conexiones. Aunque su aporte no fue suficiente para colocar a un equipo disminuido como Detroit Tigers en instancias definitivas, será una campaña que difícilmente pase desapercibida por la afición de los “felinos rayados”.

Miguel Cabrera y su gloriosa carrera

Entre sus distinciones individuales se encuentran la de Jugador Más Valioso en dos ocasiones. También, es el único ganador de la Triple Corona ofensiva en los últimos 50 años, cuando lo hizo en 2012. Ganó el Bate de Plata como inicialista más destacado madero en mano en siete ocasiones. La única distinción que se hizo esquiva en su brillante recorrido fue el Guante de Oro. El venezolano coincidió con verdaderos especialistas a la defensa en esa compleja posición al campo.

En playoffs bateó para .278 y disparó 13 estacazos en las cinco ocasiones que disputó la definitoria etapa. El cuatro veces campeón de bateo alzó un anillo de Serie Mundial con Florida Marlins en 2003.

La carrera de Miguel Cabrera ha sido una de las páginas más gloriosas que se han escrito en MLB. Seguramente, por la dedicación y pasión que demostró, triunfará también conduciendo equipos desde el banquillo como manager.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio