Por Yasel Porto

El legendario músico argentino Carlos Gardel decía en un fragmento de una de sus canciones más famosas que “veinte años no es nada”, convertido luego en una de las frases más utilizadas por los hispanohablantes.

Pero del 2002 a la fecha ha llovido mucho y dentro del béisbol cubano esas aguas han dejado de todo a su paso, incluyendo a un Kendrys Morales que pasó por muchísimas cosas buenas y malas durante estas dos décadas de una vida de la que tanta gente estuvo pendiente.

No sé hoy qué estará haciendo y diciendo el ya retirado pelotero, pero lo que sí quedó para la historia gracias a Ian Padrón y a su documental “Fuera de Liga”, fue lo expresado por el mítico expelotero ese 6 de enero de 2002 en una habitación del hotel “Balcón del Caribe” de Santiago de Cuba.

“Quisiera ver estas imágenes 20 años después para recordarme…”, fue parte de lo expresado a su compañero de cuarto Javier Méndez y a los realizadores del reconocido audiovisual sobre los Industriales, cuando se preparaba para comenzar pocas horas después un camino desconocido pero que impactaría considerablemente en él y en millones de personas.

Ese 6 de enero de 2002 es una de las fechas que merecen más importancia en la etapa contemporánea de nuestra pelota especialmente por dos razones principales. O más bien dos figuras que trascendieron el entorno provincial. De uno acabo de escribir mientras el otro caso también formaba parte del equipo capitalino con gran protagonismo, tanto que se trataba de su director Rey Vicente Anglada.

Había varios elementos en común, entre otras cosas porque los dos formaron parte de lo mismo aquella tarde de domingo en la que Industriales y Santiago de Cuba inauguraban la Serie Nacional en un repleto estadio Guillermón Moncada. Pero aún con eso y con otros aspectos que los hacía coincidir, cada uno tenía su propia situación.

Ese 6 de enero Anglada cumplía años y no solo hacía su debut como manager en la pelota cubana, sino que volvía a pisar un terreno a este nivel y de forma oficial 20 años después de haber sido separado injustamente de los diamantes de su país. Y no solo eso, sino que incluso fue encarcelado por casi tres años por una presunta implicación en apuestas que a día de hoy nadie ha logrado comprobar.

La historia de Kendrys era algo distinta. Debutaba también con el uniforme de Industriales, pero como pelotero, y a su alrededor había una expectativa tan grande como lo que terminó suscitándose ese año con él. La fama que traía de las categorías menores el natural de Fomento era tan grande como los resultados que dejó en una justa en la que fue una verdadera sensación. Ese día tuvo un comienzo un tanto frío con un hit como momento más feliz ya en el cierre del desafío, mas no sería ni remotamente la realidad que desde el siguiente juego frente a Metropolitanos comenzaría a hacerse sentir en toda Cuba.

Te puede interesar: Kendrys Morales: «Toda una época pasada fue mejor»

De la noche a la mañana y a base de talento puro, el entonces noble muchacho que había llegado a La Habana años atrás con su madre, era la gran atracción entre tantas estrellas que conformaban el equipo más mediático de Cuba. Bateaba a las dos manos, daba jonrones, corría bien, tenía un brazo temible, y era capaz de jugar tercera base y los jardines, y hasta destacarse desde el box. Todo lo hacía bien y más que eso, excelente.

Cinco récords para debutantes en departamentos notables (hits, anotadas, impulsadas, jonrones y slugging), aunque si empezamos a contar todos esos parámetros sabermétricos y los tradicionales menos manejados, el total de primados para debutantes pasaría de diez. Resulta clave señalar que esas cifras estuvieron además entre las mejores de todo el campeonato sin importar la condición.

Como dije antes, fue un día diferente para los protagonistas de mi escrito. El regalo de cumpleaños y en “Día de Reyes” para Rey Vicente fue bastante amargo. Santiago de Cuba logró victoria de 7×2 ante su público con pitcheo de Norge Luis Vera y jonrón de Pedro Poll. Para Anglada y los Leones el resto de la campaña fue de muchos altibajos en todos los sentidos. Y si bien clasificó a playoff de forma tormentosa, la eliminación frente a Pinar del Río en cuartos de final estuvo cargada de matices con una definición bastante trágica.

Además de los resultados individuales que lo llevaron al título de Novato del Año de forma incondicional, Morales fue incluido en la selección nacional como cuarto bate y todo lo que generó mediáticamente le dio una popularidad descomunal entre hombres y mujeres, entre industrialistas y no industrialistas. Lo que pasó con Kendrys fue algo indescriptible y posiblemente único dentro del béisbol cubano. No hablo de mejor que nadie, pero que se convirtió en un verdadero fenómeno dentro y fuera del terreno en cada rincón del país no lo puede dudar ninguno de los que vivimos aquel suceso.

Un año después todo comenzaría a cambiar drásticamente. Todo menos su talento, resultados y popularidad. Eso llevó con el tiempo a iniciar un nuevo sendero en un lugar diferente por completo en el que si bien la mala suerte bateaba con él casi todo el tiempo, solo esas condiciones naturales tan colosales lo llevaron a triunfar en el mejor béisbol del mundo. Su historia es digna de una película, la cual tengo entendido ha habido varios con la intención de llevarla cabo.

Morales en su paso final por Grandes Ligas con el uniforme de los Yankees de New York

Te puede interesar: Kendrys Morales, los Reales y una histórica Serie Mundial

Hoy Kendrys vive una vida en absoluta tranquilidad y anonimato en el sur de Florida siendo pocos los peloteros que tienen acceso a él. Casi nada se ha sabido después de su retiro de las Grandes Ligas y del béisbol en general, y si ha hablado algo en público muy pocos se enteraron de lo que dijo.

Pero aquellos afortunados que tienen acceso a él y lean este artículo recuérdenle que llegó el 6 de enero de 2022, y que uno de los regalos que le trajeron los “reyes magos” fue el recuerdo de aquellas palabras que quedaron grabadas para la historia en un momento donde jamás sospechó lo que pasaría después. Si volviese a ver o recordar ese momento por un lado estará la nostalgia por una época bonita que no volverá, pero en el otro extremo del cajón de bateo está la trascendencia que logró a criterio de muchísimos y que lo mantendrá por siempre como uno de los peloteros cubanos más importantes que han existido.

13 comentarios en “Kendrys Morales, por fin llegó el día que tú querías”

  1. Antonio Glez Font

    Es uno de los mejores peloteros de Cuba, si no hubiera sido por su lesión sería una superestrella aún así brilló en grandes ligas

  2. Todo un fenómeno, yo si viví por suerte esa época y caló tanto como industrialista que soy, aquel joven con esas cualidades que mi hijo mayor nació en el 2003 y se llama Kendry.

  3. Con respecto a los consagrados, este KENDRY de la capital acabo, hizo lo que quiso en la pelota cubana y en exterior se consagró, este 👉 gran pelotero es orgullo de la pelota cubana, DIOS le bendiga siempre ⚾️

  4. Tremendo fanático del Kendry, (sin S). Lo ví en el Latino cuando la botó en el pre-olímpico contra Brasil. El Latino se vino abajo. Nos fuimos pal gao caminando.

    Cuando estuve en Kansas City, fui al Stadium, el hombre había sido campeón mundial con el azul.

    Por último, tuve la dicha de ir a verlo al Yankee Stadium, aunque ya no estaba en su mejor momento. Escuchar malos comentarios de la fanaticada, molestó. Si lo hubieran contratado cuando bateaba 100 RBI- 30 HR, hubiera sido otra historia.

  5. No voy ha meterme en polemicas pero lo considero en su momento uno de los tres grandes sucesos en series nacionales muchos en cuba iban a los estadios para solo ver su precencia en un estadio de pelota llego arrastrar multitudes es una lastima que en su mejor momento en las mayores vino esa fatidica lesion

  6. Sin discusión ninguna llegó joven al béisbol cubano y se mencionó en toda cuba lo mismo variaba a la zurda q a la derecha un brazo q avía q respetarlo y daba jonrón a cualquiera de las dos manos y llegó al mejor béisbol del mundo y se hizo mencionar y se seguirá mencionando como gran pelotero cubano q es que dios lo acompañe siempre junto a su familia

    1. Morales,es y será un ejemplo de atleta para la nueva generación, la afición cubana siempre lo recordaremos a pesar de todo

  7. Duele tantos peloteros cubanos que han y dejan un legado el las grandes ligas y que deberían ser glorias de Cuba pasen prácticamente olvidados por los medios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba