«Me fui llorando», la CONFESIÓN del legendario Duke Hernández

Por Migue Guerra

Sin duda alguna, el extraclase lanzador Orlando «El Duke» Hernández, ha sido uno de los mejores serpentineros que ha dado el beisbol cubano en su historia. Esta afirmación es ampliamente sustentada por la excelente hoja de servicios que dejó el espigado pelotero durante su carrera en Series Nacionales, con el equipo Cuba y también en las Grandes Ligas.

Te puede interesar: CUBANOS MILLONARIOS: ¿Cuánto dinero GANÓ Yoenis Céspedes en MLB?

Impresionante récord de .728 en ganando y perdidos dejó «El Duke» durante 10 temporadas en Cuba, producto de 126 triunfos con solamente 47 derrotas, aún vigente en la actualidad. Además, un promedio de limpias de 3.05, un WHIP de 1.19 y un average rival de apenas .238, cuando en la pelota cubana habían verdaderos bateadores, muestran su calidad sobre el box en torneos domésticos, además de sus 1211 ponches con apenas 457 boletos, ejemplo de control y dominio de los lanzamientos, coronándose campeón con Industriales en 1992 y 1996.

Luego de triunfar también con el equipo Cuba, alcanzando la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, Orlando fue excluido del conjunto nacional a la cita estival de Atlanta 1996 y posteriormente suspendido de por vida del beisbol cubano, debido a sospechas de deserción, siguiendo los pasos de su hermano Liván.

Esto motivó al serpentinero a salir de Cuba y buscar un futuro como profesional, firmando con los New York Yankees en 1998, franquicia con la cual se mantuvo hasta 2004 y ganó tres anillos de Serie Mundial, agregando un cuarto en 2005 ya con los Chicago White Sox.

Te puede interesar: MASAJE INCLUIDO: Yasiel Puig tuvo DIVERTIDO REENCUENTRO con excompañero de Dodgers

Sin embargo, todos estos resultados pudieron haberse perdido en la historia si «El Duke» no hubiera obviado las opiniones sobre su calidad como lanzador recibidas en su etapa juvenil, por entrenadores cubanos. no todo fue color de rosa para él, pero su confianza en sí mismo y su trabajo constante lo llevaron a ocupar un sitial de honor en la pelota cubana.

«Recuerdo que en el último año mío juvenil, yo entrenaba en la EIDE. Solamente iba a eso, a entrenar, hasta que jugué la provincial juvenil con ellos y conformarían una preselección», manifestó «El Duke» durante su participación en «El Show de Swing Completo», espacio estelar de nuestro Canal de YouTube.

«Después del primer día, solamente un día de entrenamiento, que fue solo de preparación física donde yo me defendía bastante, me dicen que estaba eliminado del equipo porque pensaban que yo no tenía calidad para jugar el béisbol», agregó.

«¡Que le digan eso a un muchacho es realmente duro!. Esas son las cositas que en ocasiones los entrenadores les dicen a los muchachos, creo que hay otras formas de decirlo. Pues a mi me lo dijeron así, bien crudo, estuve llorando desde la Ciudad Deportiva hasta el Wajay, las personas me preguntaban qué me pasaba», narró el histórico lanzador.

«Pero antes de irme de allí, le dije a todos los que estaban: les voy a dar una galleta sin utilizar mis manos, buena suerte, nos veremos en el camino”, recordó.

Te puede interesar: «Si tengo que dejar un contrato para jugar por Cuba, digo que NO» CONFESÓ lanzador cubano

«Yo me fui llorando como un muchacho porque era la última oportunidad que iba a tener. Yo nunca matriculé en la EIDE, ni fue a unos Juegos Escolares ni nada de esas cosas. Yo no pude disfrutar de eso que disfrutaban tantos compañeros que tengo y que me hacen los cuentos. Yo siempre les digo que no tengo cuentos para ellos», comentó «El Duke»

«Luego, me dediqué a entrenar y me puse una meta, me prometí algo y tenía que cumplirlo: entregarme por completo al béisbol. Gracias a Dios, mi abuela siempre me apoyó», enfatizó.

«Gracias a Dios lo logré, Dios es tan grande que cuando yo ya estaba en Series Nacionales y había hecho el equipo Cuba, un día estoy caminando desde la ciudad deportiva hacia el Latino y cruzo por detrás del Changa Mederos, casualmente en ese mismo estadio, en el túnel fue donde me sacaron», recordó el ex grandesligas cubano.

Te puede interesar: «Era una DISPUTA», CONFESÓ slugger santiaguero que QUEDÓ FUERA de «La Aplanadora»

«Señores, esto no es mentira mía, me encontré con un entrenador de aquel tiempo y me dijo: «Oh, Duque, buenas tardes, le felicito por sus grandes actuaciones». Yo le dije: «Buenas tardes, por respeto, pero déjeme recordarle algo, ¿usted recuerda cuando en ese túnel de ese estadio me dijo que no tenía calidad para jugar el béisbol? Siento decirle que se equivocó, pase buen día». Y lo crucé», recordó.

«Eso solamente lo logra Dios, porque él sabe ubicar a las personas en el camino correcto. Uno nunca puede sentirse derrotado. Nunca hay que rendirse, hay que seguir luchando y tener convicción en uno mismo», concluyó «El Duke».

Te puede interesar: «NO eran buenas» CONFESÓ grandesligas cubano sobre cómo eran las relaciones con Víctor Mesa

13 comentarios en “«Me fui llorando», la CONFESIÓN del legendario Duke Hernández”

  1. Eres el mejor.y asi siempre estaras en el corazón de todos los cubanos.amigo. Un fuerte abrazo de mi parte fui un buen amigo de Juan Castro me crié con el en el mismo pueblo de San Cristóbal Pinar del Rio. Cuídate mucho bendiciones amigo

  2. Uno de los mejores lanzadores que a pasado por las series nacionales aquí en cuba y en las grandes liga pero hizo lo correcto ir a jugar en la mejor liga del mundo y haber jugado en los mejores equipos del mundo los (Industriales y los yankis de new York)

  3. Carlos luis valdes cruz

    De lo más grande que he visto como lanzador, es impresionante que en la era del aluminio le hayan bateado solamente 238. Como dato adicional les digo que el Duke enfrentó a todos los bateadores del béisbol cubano que tienen la marca de 200 homerun o más, creo que al único que no enfrentó fue a Mayeta.

  4. Javier cotanda Acosta

    Clase de lanzador Orlando que pena no pude disfrutar sus magníficas actuaciones en grandes ligas pero si las del latino , un respetuoso saludo para el

    1. Rene Lazaro Orta Padron

      Un extraclase en el box
      Tanto en Cuba como en el mejor béisbol del mundo
      Yo lo úbico entre los mejores lanzadores cubanos de todos los tiempos
      Es, fue y será un monstruo en el arte de pitchear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba